Para 2060, el 47% las muertes a nivel mundial se producirán con graves dolores vinculados con la salud

Publicado 23/05/2019 7:56:41CET
HOSPITAL DE TORREVIEJA - Archivo

MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

Nuevos hallazgos de investigación publicados en 'The Lancet Global Health' muestran que la cantidad de personas que mueren con necesidades de cuidados paliativos se duplicará en las próximas cuatro décadas. Para 2060, aproximadamente 48 millones de personas cada año (el 47 por ciento de todas las muertes a nivel mundial) morirán con graves dolores vinculados con la salud, un incremento del 87 por ciento en comparación con 2016. El 83 por ciento de estas personas estará en países de ingresos bajos y medios.

Las enfermedades graves que ponen en peligro la vida y limitan la vida suponen una enorme carga para la sociedad y los sistemas de salud. Por primera vez, los investigadores de 'King's College' de Londres, en Reino Unido, han realizado proyecciones mundiales de la necesidad futura de cuidados paliativos basados ??en graves sufrimientos relacionados con la salud, a fin de ayudar con información a las políticas que alivian el sufrimiento y previenen el debilitamiento de los sistemas de salud.

Modelaron las estimaciones futuras de sufrimiento según la clasificación de ingresos del Banco Mundial, las regiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la edad, el género y la enfermedad que causó la muerte. Los autores descubrieron que el sufrimiento grave relacionado con la salud aumentará en todas las regiones del mundo, con el mayor incremento proporcional en los países de bajos ingresos (155 por ciento de aumento entre 2016 y 2060).

En los países de ingresos altos, 3 millones más de personas morirán con graves problemas de salud en 2060, un aumento del 57 por ciento en comparación con 2016.
A nivel mundial, el sufrimiento grave relacionado con la salud subirá más rápidamente entre las personas mayores (183 por ciento de aumento en las personas mayores de 70 años 2016-2060).

INCREMENTO DE LAS MUERTES POR CÁNCER

El incremento en el sufrimiento serio relacionado con la salud será impulsado por el crecimiento en las muertes por cáncer (16 millones de personas mueren cada año con un sufrimiento serio relacionado con la salud para 2060, 109 por ciento de aumento en 2016-2060). La afección con el mayor aumento proporcional será la demencia (6 millones de personas mueren cada año con un grave sufrimiento vinculado con la salud para 2060, 264 por ciento de aumento en 2016-2060).

La autora principal, la doctora Katherine Sleeman, científica clínica del Instituto Nacional para la Investigación en Salud (NIHR, por sus siglas en inglés) británico, y consultora honoraria en Medicina Paliativa en el Instituto Cicely Saunders en el 'King's College' de Londres, apunta: "La acción global inmediata para integrar los cuidados paliativos en los sistemas de salud es un imperativo ético y económico".

"Los cuidados paliativos pueden aliviar el sufrimiento de los pacientes y las familias, y ahorrar dinero para los sistemas de salud y la sociedad. Para dirigir la planificación efectiva de la salud y el desarrollo de políticas, es esencial comprender el nivel actual y el futuro de las necesidades de cuidados paliativos", agrega.

"Nuestros hallazgos requieren políticas globales para fortalecer los sistemas de atención médica a través de la disponibilidad de medicamentos esenciales para aliviar los síntomas, la capacitación del personal y la educación pública, con un enfoque en las poblaciones que experimentarán el incremento más rápido de sufrimiento y necesidad. Hemos proporcionado la primera cuantificación de la escala del sufrimiento del que seremos testigos si no se hace nada", apunta.

El coautor, profesor Richard Harding Herbert Dunhill, profesor de Cuidados Paliativos y Rehabilitación en el 'King's College' de Londres, afirma: "Los cuidados paliativos y el alivio del sufrimiento se han descrito como algunas de las dimensiones más descuidadas de la salud mundial en la actualidad. Se estima que solo el 14 por ciento de las personas que necesitan cuidados paliativos en todo el mundo lo reciben, la mayoría de los cuales se encuentran en países de altos ingresos".

"El incremento en la necesidad de cuidados paliativos que hemos identificado supondrá una carga enorme para los sistemas de salud que ya son débiles, en particular en los países de ingresos bajos y medios. Existe una creciente evidencia de que la inversión en servicios de cuidados paliativos puede ayudar a los pacientes y sus familias, así como a liberar la presión de los servicios hospitalarios manteniendo a las personas sin dolor en el hogar durante el tiempo que deseen. La sociedad tiene el deber de brindar atención a todos hasta los últimos momentos de la vida", concluye.