Actualizado 06/05/2020 9:35:28 +00:00 CET

El virus del Covid-19 no ha mutado en diferentes tipos

Imagen microscópica electrónica de escaneo digitalmente coloreada (SEM) de las partículas del coronavirus MERS.
Imagen microscópica electrónica de escaneo digitalmente coloreada (SEM) de las partículas del coronavirus MERS. - NIAID

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo 

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

Un análisis del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de Glasgow (Reino Unido) ha proporcionado pruebas de que el SARS-CoV-2, el virus que causa la Covid-19, no ha mutado en diferentes tipos.

Investigaciones recientes han sugerido que en la actualidad circula más de un tipo de SARS-CoV-2 en la pandemia, siendo una cepa más agresiva y causando una enfermedad más grave que la otra. Ahora, mediante el análisis de las muestras de virus del SARS-CoV-2 de la pandemia, los científicos han podido demostrar que actualmente sólo circula un tipo de virus.

Los virus, incluido el que causa la Covid-19, acumulan naturalmente mutaciones o cambios en su secuencia genética a medida que se propagan por las poblaciones. Sin embargo, la mayoría de estos cambios no tendrán ningún efecto en la biología del virus o en la agresividad de la enfermedad que causan.

A principios de este año, se informó de que los científicos habían encontrado dos o tres cepas de SARS-CoV-2 circulando en la población, evidenciadas por ciertas mutaciones que se habían detectado. Sin embargo, gracias a los amplios análisis de los genomas de los virus, los científicos han demostrado que es improbable que estas mutaciones detectadas tengan alguna importancia funcional y, lo que es importante, no representan diferentes tipos de virus.

Los investigadores rastrearon los reemplazos, inserciones y eliminaciones de aminoácidos del SARS-CoV-2, que se han observado en muestras de la pandemia. Hasta la fecha, la base de datos ha catalogado 7.237 mutaciones en la pandemia. Si bien esto puede parecer un gran cambio, los científicos confirman que se trata de una tasa de evolución relativamente baja para un virus de ARN, y esperan que se sigan acumulando más mutaciones a medida que continúe la pandemia.

En promedio, se esperaría que la mayoría de las mutaciones observadas no tuvieran ninguna consecuencia, o una mínima, para la biología del virus. Sin embargo, el seguimiento de estos cambios puede ayudar a los científicos a comprender mejor la pandemia de virus y cómo se está propagando Covid-19 en la comunidad.

"Al analizar la amplia variación de la secuencia genética presente en los genomas del virus del SARS-CoV-2, el análisis evolutivo muestra por qué son infundadas estas afirmaciones de que actualmente circulan múltiples tipos del virus. Es importante que la gente no se preocupe por las mutaciones de los virus, son normales y esperadas cuando un virus pasa a través de una población. Sin embargo, estas mutaciones pueden ser útiles ya que nos permiten rastrear la historia de la transmisión y entender el patrón histórico de la propagación global", explica Oscar MacLean, líder del estudio, que se ha publicado en la revista 'Virus Evolution'.

Contador