Actualizado 12/08/2010 16:41:41 +00:00 CET

El veneno de un letal escorpión podría tratar el cáncer cerebral

escorpión
WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Uno de los componentes del veneno del escorpión 'deathstalker' (cazador de muerte) podría ayudar en la terapia génica como tratamiento eficaz del cáncer cerebral, según los resultados de un estudio realizado por la Universidad de Washington (Estados Unidos), publicado en la revista 'ACS Nano'.

La investigación detalla que la clorotoxina que almacena el 'deathstalker', una de las especies más venenosas del mundo, podría ayudar a la terapia génica poniendo al alcance más células cancerosas cerebrales para su destrucción que los tratamientos actuales, que tienen un índice de éxito reducido y unos importantes efectos secundarios provocados por las sustancias necesarias para "transportar" el tratamiento hasta el origen del tumor.

En este sentido, el nuevo estudio ha utilizado la clorotoxina unida a nanopartículas de óxido de hierro para aplicar la terapia génica en ratones con glioma. De este modo, los científicos demostraron que sus nanopartículas "venenosas" podían duplicar la expresión génica en las células cerebrales cancerígenas, en comparación con las nanopartículas que no contenían la clorotoxina.

"Estos resultados indican que el nuevo sistema de entrega de terapia génica puede mejorar potencialmente la eficacia y los resultados del tratamiento frente al glioma y otros cánceres letales", aseguran los autores del estudio.