Actualizado 18/06/2020 11:50 CET

Organizaciones piden 50.000 camas hospitalarias más y aumentar el gasto sanitario

Presentación de la campaña '#DespuésDeAplaudir' frente al Congreso de los Diputados. En Madrid, a 18 de junio de 2020.
Presentación de la campaña '#DespuésDeAplaudir' frente al Congreso de los Diputados. En Madrid, a 18 de junio de 2020. - MÉDICOS DEL MUNDO

   MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Una veintena de organizaciones sociales y sindicatos se han reunido este jueves en las puertas del Congreso de los Diputados, coincidiendo con la comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica, para presentar la campaña '#DespuésDeAplaudir', que pretende seguir el espíritu de los aplausos a los sanitarios durante el confinamiento para pedir a los políticos medidas que fortalezcan el sistema de salud y refuercen su capacidad para afrontar retos como la pandemia del COVID-19.

   Dentro de sus recomendaciones, enviadas a todos los grupos políticos y al Gobierno en el marco de esta Comisión, plantean un incremento del gasto público sanitario de 1.000 euros por persona y año, para acercarlo a la media europea o aumentar en más de 50.000 las camas hospitalarias disponibles.

   "Queremos que después de los aplausos podamos pasar a medidas concretas, todas ellas dedicadas a reforzar el sistema público y universal. Por ejemplo, pedimos incrementar de forma muy significativa la financiación de la sanidad, que actualmente está en 1.600 euros por persona/año, y en los próximos dos años se sitúe en la media europea de 2.600", ha concretado en declaraciones a Europa Press la directora ejecutiva de Salud Por Derecho, Vanessa López.

   Igualmente, proponen crear una Agencia de Salud Pública, así como un desarrollo de esta disciplina a través de la Ley de 2011; un Pacto de Estado por la Sanidad que "asegure un sistema sanitario equitativo"; o volver a un sistema universal de salud en el que "nadie quede atrás independientemente de su situación administrativa".

   De la misma forma, solicitan una reducción en el gasto farmacéutico para "garantizar el acceso sostenible a todas las terapias"; un incremento en la partida de investigación biomédica; una investigación independiente orientada a interés público que contemple la producción propia de fármacos; o reforzar la Atención Primaria.

   "En definitiva, revertir todas aquellas políticas dañinas para el sistema sanitario que nos han puesto en situación de desventaja frente al COVID-19. Queremos un sistema bien dotado, realmente universal, que pueda asegurar que todas las personas tengan derecho a la salud garantizado y pueda responder a futuras pandemias estando bien preparados", añade López.

   Entre las organizaciones promotoras también figuran Médicos del Mundo, Salud por Derecho, Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC), Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), UGT, CCOO, Yo Sí Sanidad Universal y otras plataformas, coordinadoras y federaciones.

   La campaña, además, llama a la movilización ciudadana para apoyar el sistema sanitario "más allá de los aplausos". "Después de aplaudir, ha llegado la hora de dotar con más recursos a nuestra sanidad pública para evitar situaciones de colapso como las que se ha llegado en algunas comunidades autónomas, no exclusivamente debidas a la excepcionalidad de la actual crisis sanitaria. Los constantes recortes que ha sufrido la sanidad española en los últimos años han mermado sustancialmente sus recursos debilitando, en consecuencia, su resiliencia", denuncian las organizaciones.

   Así, piden a los representantes políticos que no olviden que después de aplaudir "toca reconocer que la Atención Primaria juega un papel imprescindible en la salud pública y que es la base de nuestro sistema sanitario". "Sin ella, no existe prevención que permita la detección temprana de enfermedades. Después de aplaudir toca defender una sanidad pública más fuerte y de carácter universal, que ofrezca atención sanitaria gratuita a toda la población del país, sin excepción", añaden.

   Según advierten, la crisis del COVID-19 "ha enseñado que existe un vínculo ineludible entre la salud individual y colectiva". "Negar el derecho a la protección de la salud a personas que viven en nuestro territorio, independientemente de su situación administrativa, no solo es injusto, sino que puede poner en riesgo la salud del conjunto de la población", argumentan.

   En este sentido, insisten en que los modelos privatizadores impulsados en la última década se guían "primordialmente por criterios economicistas y de beneficio", que "nada tienen que ver con el fin principal de un sistema sanitario que es la protección de la salud de la ciudadanía". "Es preciso un compromiso fuerte e inequívoco por parte de todos los actores políticos con una sanidad pública, universal y de calidad que cuente con financiación suficiente. Después de aplaudir, pedimos a la ciudadanía que se sume a esta campaña y reclame más sanidad pública y universal", concluyen.