Publicado 19/04/2021 11:46CET

#VeAlMédico, la campaña para recordar la importancia de acudir al médico rápido ante síntomas de enfermedad cardíaca

Campaña #VeAlMédico.
Campaña #VeAlMédico. - GLOBAL HEART HUB

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

Global Heart Hub, la alianza internacional de organizaciones de pacientes cardíacos, ha lanzado la campaña #VeAlMédico (#JustGo) para alertar del peligro ante el retraso en buscar ayuda médica y cuyo objetivo es salvar vidas, reducir la discapacidad, aumentar la concienciación y llamar a la acción.

Así, la organización advierte de que muchas personas tardan en buscar ayuda médica cuando experimentan síntomas cardíacos evidentes y la razón es que aún muchos de ellos siguen experimentando miedo de ir al médico o al hospital debido a la pandemia por Covid-19. "Se cancelan citas médicas importantes y estos retrasos en la búsqueda de ayuda y en el inicio de los tratamientos, pueden poner en peligro la vida de los pacientes", manifiestan las organizaciones. "Es hora de anteponer la salud al miedo a la COVID-19, puesto que hay 10 veces más probabilidades de morir por un evento cardíaco que por el coronavirus", sentencian.

Así las cosas, la campaña engloba tres mensajes #VeAlMédico, #Escúchalo y #Actúa. El mensaje #VeAlMédico urge a buscar ayuda rápidamente en caso de experimentar síntomas de infarto o ictus. El mensaje #Escúchalo anima a los pacientes a estar informados, a conocer sus síntomas y a ser firmes con respecto a su salud cardíaca. Por último, el mensaje #Actúa es importante para los profesionales de la salud que han tenido que cambiar las prioridades de los recursos hospitalarios, lo que ha provocado un impacto significativo en los servicios que ofrecían.

Sociedades clínicas nacionales y organizaciones internacionales como la Federación Mundial del Corazón, la Sociedad Europea de Cardiología, la Sociedad Internacional de Aterosclerosis (IAS) y FH Europe, la Red Europea de Pacientes con Hipercolesterolemia Familiar y otras, se han unido para compartir estos mensajes.

A esta campaña se ha unido la Asociación Española de Portadores de Válvulas Cardíacas y Anticoagulados (AEPOVAC), asociación que representa a España en la alianza Global Heart Hub, con su presidenta a la cabeza, María Cecilia Salvador. También cuenta con el apoyo del director de la Unidad de Valvulopatías del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, el doctor Jorge Solís.

CAMPAÑA EN RESPUESTA A LA COVID-19

En todo el mundo se ha producido un gran descenso de los ingresos hospitalarios por causas cardíacas (en todas las afecciones cardíacas) y se ha producido un importante descenso de las intervenciones hospitalarias, tanto quirúrgicas como menos invasivas.

Según una investigación reciente de la Federación Mundial del Corazón, desde el inicio de la pandemia se ha producido un aumento de hasta un 139 por ciento en las muertes relacionadas con las enfermedades del corazón, la asistencia a las citas hospitalarias ha descendido un 76 por ciento en todo el mundo y el número de pacientes con infarto que buscan atención hospitalaria urgente ha disminuido, aumentando a su vez en un 58 por ciento el número de personas que sufren paros cardíacos en casa.

Es por ello que organizaciones internacionales como la Federación Mundial del Corazón apoyan firmemente esta iniciativa, impulsada por los pacientes y destinada a salvar vidas. Como líderes de la comunidad cardíaca mundial, animan al personal sanitario a tratar a los pacientes con enfermedades cardiovasculares de la forma más eficaz y rápida posible, lo que incluye asegurarse de llegar a tiempo.

Las repercusiones de la COVID-19 en la carga de las enfermedades cardiovasculares requieren una acción política sanitaria mundial sin precedentes. La COVID-19 ha repercutido en los pacientes cardíacos debido al aplazamiento de citas, el retraso o la cancelación de procedimientos. Asimismo, las organizaciones advierten de que la cirugía relacionada con las válvulas del corazón y los procedimientos cardíacos estructurales han sido los más afectados por las cancelaciones. "Retrasar o evitar la atención cardiaca aumenta el riesgo de daños irreversibles a largo plazo e incluso la muerte", reiteran.

En este sentido esta campaña reafirma el consejo médico de actuar siempre con rapidez ante los síntomas de una enfermedad cardíaca, ya que el reconocimiento precoz de los síntomas es fundamental para garantizar el mejor tratamiento posible y el mejor resultado para la salud. La campaña también pretende tranquilizar a los pacientes, ya que el riesgo de infección por coronavirus en los hospitales para los pacientes ingresados es muy bajo.

Contador