Publicado 17/12/2020 14:33CET

Varias decenas de personas protestan ante el Congreso contra la ley de eutanasia con el lema "Gobierno de la muerte"

Manifestación convocada por Vividores ante el Congreso contra la Ley de eutanasia
Manifestación convocada por Vividores ante el Congreso contra la Ley de eutanasia - EUROPA PRESS

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de personas se han manifestado este jueves 17 de diciembre a las puertas del Congreso de los Diputados para protestar contra la proposición de ley orgánica de regulación de la eutanasia, que será aprobada este jueves por el Pleno del Congreso y se remitirá al Senado para continuar su tramitación parlamentaria.

En la concentración, convocada por la campaña 'Vividores', impulsada por la Asociación Católica de Propagandistas (ACdP), los manifestantes han portado máscaras y pancartas en las que se podía leer 'Gobierno de la muerte' y 'Eutanasia igual a recortes en pensiones, a recorte sanitario y a recortes en Dependencia'.

Durante la manifestación, han salido a la calle a mostrar su apoyo a los congregados el líder de Vox, Santiago Abascal, y el portavoz parlamentario de Vox, Iván Espinosa de los Monteros.

Por su parte, la presidenta de la asociación Abogados Cristianos, Polonia Castellanos, ha denunciado que es una ley "totalmente ilegal", que es "un peligro para todos, no solo para los vulnerables" y que trata de crear "un negocio".

"Nos pretenden imponer una ley totalmente ilegal, que va en contra de la Constitución, contra la que está prácticamente todo el elenco médico y que no busca matar el dolor sino matar a las personas para seguir recortando", ha declarado Castellanos a los medios de comunicación, durante la protesta.

A su juicio, esta ley no solo va en contra de los derechos de "las personas más vulnerables como los mayores o las personas con discapacidad, contra las que este Gobierno totalitario tiene especial inquina" sino que "pone en peligro a todos" porque "inventa una incapacidad de hecho, un término totalmente ambiguo por el que a una persona, sin pedirlo y sin que lo pida su familia e incluso estando en contra, se la puede liquidar".

Además, ha atribuido a esta ley un interés "únicamente económico" pues, según ha dicho, "tratan de crear un negocio sucio de la muerte en el que las personas que van a liquidar a otras se lleven dinero". "Los ciudadanos no merecemos gobiernos que nos recorten la vida sino que vigilen y protejan nuestros derechos fundamentales", ha zanjado Castellanos.