Actualizado 16/01/2006 9:47:02 +00:00 CET

C. Valenciana.- Los hospitales valencianos realizan el 43% de las intervenciones con cirugía sin ingreso

VALENCIA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los hospitales de la Comunidad Valenciana realizan el 43 por ciento de todas las intervenciones con cirugía sin precisar el ingreso del paciente, informaron fuentes de la Generalitat.

Este porcentaje de sustitución, indicaron, supone el ahorro de 600 camas en los hospitales valencianos, que "se suman a las 1.000 liberadas gracias al funcionamiento de las Unidades de Hospitalización Domiciliaria".

El Plan Estratégico de la Agencia Valenciana de Salud, afirmaron las citadas fuentes, pretende hacer "especial hincapié en este tipo de alternativas a la hospitalización tradicional siguiendo el modelo del resto de países avanzados". En este sentido, señalaron que la ambulatorización de procesos constituye "un estabilizador del gasto sanitario".

La conselleria de Sanidad, recordaron, ya ha puesto en marcha un Plan de Mejora de la Atención Domiciliaria cuyo objetivo es cubrir al 50 por ciento de la población de la Comunidad Valenciana hasta el final de 2007 con el nuevo modelo integrado de atención domiciliaria. De esta manera, apuntaron que se atenderá aproximadamente a 45.000 pacientes y a sus cuidadores.

La cirugía ambulatoria, explicaron, se utiliza fundamentalmente para patologías de oftalmología (cataratas, intervenciones sobre párpados, disminución de la tensión ocular), ginecología (ligadura de trompas, extirpación de quistes de ovarios y miomas uterinos, estudios de esterilidad y endometriosis), otorrinolaringología, cirugía (laparoscopia de hernia) y urología. Actualmente, en todos los hospitales de agudos públicos se realiza este tipo de cirugía.

Así, subrayaron que la cirugía sin ingreso es una "nueva forma de asistencia sanitaria que aporta una atención de más calidad con menos complicaciones para el paciente y mayor eficacia para el hospital". Se trata de nuevos sistemas de organización y seguimiento de los pacientes, que permite poder ser intervenido sin necesidad de ingresar, pues sólo se pasa un número de horas en el hospital según el proceso a que se somete cada paciente.

Esta actividad tiene una amplia implantación en los países más desarrollados y sólo es posible cuando se practican los procedimientos anestésicos y quirúrgicos más avanzados y de la forma más minuciosa, añadieron las mismas fuentes.

Uno de los pilares básicos del desarrollo de la cirugía ambulatoria ha sido la modernización de las técnicas anestésicas, que permite rápidas recuperaciones, y, por otro lado, las técnicas quirúrgicas, con la aplicación de operaciones más funcionales, que dejan menos molestias y permiten una rápida incorporación al trabajo y a la vida cotidiana, concluyeron las citadas fuentes.