Actualizado 20/05/2020 10:13:10 +00:00 CET

Una vacuna en desarrollo de la filial de BAT en EEUU produce una respuesta inmunológica positiva

Investigadoras en un laboratorio
Investigadoras en un laboratorio - FARMAINDUSTRIA - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

MADRID, 20 May. (EUROPA PRESS) -

British American Tobacco (BAT) ha anunciado que la vacuna contra el nuevo coronavirus que está desarrollando su filial de biotecnología Kentucky BioProcessing (KBP) en Estados Unidos, ha demostrado, tras completar las pruebas preclínicas producir una respuesta inmunológica positiva.

De esta forma, la compañía se está preparando ya para el avance a la fase 1, equivalente a ensayos clínicos en humanos, a la espera de autorización de la Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

BAT ha comprometido fondos para llevar a cabo estos ensayos clínicos, que podrían comenzar ya a finales de junio, siempre que los organismos sanitarios pertinentes lo permitan. Además, se ha ofrecido a invertir en equipos adicionales para aumentar la capacidad de fabricación en caso de que sea necesario.

También han presentado su documentación preliminar sobre el nuevo medicamento a la FDA, que ha aceptado la propuesta. Mientras tanto, continúan las comunicaciones con otras agencias gubernamentales de todo el mundo a la espera de recibir más información.

Al margen del desarrollo de una posible vacuna, BAT está llevando a cabo diversos esfuerzos a nivel global que complementan sus donaciones a fondos de emergencia y desastres, apoyando a diferentes gobiernos en su lucha contra la pandemia a escala nacional.

Algunas de estas acciones incluyen la cesión al Gobierno de Reino Unido del equipamiento de su laboratorio de I+D+i; la utilización de impresoras 3D para la fabricación de componentes que se utilizarán en protectores faciales; y la donación de fondos para la fabricación de más de 25.000 protectores faciales.

También la utilización en varios mercados internacionales, como Brasil y Kenia, de las redes de distribución de la compañía para asegurar que los equipos médicos y de higiene llegue a las comunidades más vulnerables; y la fabricación de un primer lote de 60.000 botellas de desinfectante de manos en la fábrica de Bangladesh.