Usar estaño y titanio contra el cáncer mejora el resultado del tratamiento estándar

Actualizado 12/12/2008 23:29:57 CET
EP

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un trabajo realizado por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), en colaboración con la Universidad de Belgrado (Serbia), han demostrado la efectividad del empleo en la quimioterapia de complejos basados en estaño y titanio, que incluso superan los resultados que obtiene el cisplatino en la actualidad.

El proyecto de investigación está dirigido por el doctor Santiago Gómez Ruiz y cuenta con la participación de los investigadores Sanjiv Prashar y Dorian Polo Cerón, del Departamento de Química Inorgánica y Analítica de la Universidad Rey Juan Carlos, además de con la colaboración de científicos la Universidad de Belgrado (Serbia).

Según los últimos estudios de estos investigadores, el estaño y el titanio presentan ua excelente actividad citotóxica. De los nuevos agentes sintetizados por los investigadores, destacan los complejos carboxilato de estaño, que presentan una actividad citotóxica mucho mayor a la encontrada en el patrón anticáncer más conocido, el cisplatino.

Además de su elevada actividad anticáncer, estos complejos presentan una selectividad muy marcada hacia este tipo de células malignas, eliminando del orden de 10 a 20 células cancerígenas por célula inmunocompetente, lo cual supera, en muchos casos ampliamente, la selectividad mostrada por el cisplatino.

Si bien el mecanismo de acción de estos compuestos anticancerígenos es un enigma en muchos casos, se está avanzando en el desarrollo de tests 'in vitro' sobre células cancerígenas responsables del cáncer de pulmón, mama, próstata o colon, entre otros.

La quimioterapia es el tratamiento de choque más empleado para evitar que un cáncer se extienda por el organismo. Estos tratamientos están basados en complejos de platino, como el cisplatino, aunque por sus efectos secundarios se suelen sustituir por otros compuestos metálicos con la misma efectividad y menos efectos secundarios.

Muchos trabajos de Química Bioorganometálica están dirigidos a la síntesis de nuevos agentes anticancerígenos basados en metales como titanio, el galio, el estaño, el paladio, el rutenio y el oro, para evaluar la actividad anticancerígena y sus efectos secundarios.