Publicado 09/06/2022 10:58

Unidad Enfermera reclama una actuación conjunta y coordinada para acabar con las agresiones a los profesionales

Unidad Enfermera subraya que la violencia en el ámbito sanitario, lejos de desaparecer, se está incrementando en los últimos tiempos a consecuencia de una mayor insatisfacción por la precaria situación de la sanidad en España.
Unidad Enfermera subraya que la violencia en el ámbito sanitario, lejos de desaparecer, se está incrementando en los últimos tiempos a consecuencia de una mayor insatisfacción por la precaria situación de la sanidad en España. - ISTOCK

MADRID, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

Unidad Enfermera ha reclamado a las administraciones públicas y a los partidos políticos que actúen de manera conjunta y coordinada para acabar con el "grave problema" de las agresiones en el ámbito sanitario.

"Acabar con este importante problema de nuestro sistema sanitario será una de las principales demandas que realizará Unidad Enfermera, formada por las principales organizaciones y sociedades que representan los intereses de las 325.000 enfermeras de nuestro país, en la gran manifestación que se celebrará el próximo 18 de junio, en Madrid, con el objetivo de defender al sistema sanitario y los derechos de los profesionales de Enfermería", ha señalado la entidad.

Unidad Enfermera ha subrayado que la violencia en el ámbito sanitario, lejos de desaparecer, se está incrementando en los últimos tiempo a consecuencia de una mayor insatisfacción ciudadana por la "precaria" situación de la sanidad en España que, en modo alguno, "es responsabilidad de los profesionales sanitarios que hacen todo lo posible para atender y cuidar de la mejor manera a los pacientes y a la ciudadanía en su conjunto".

Según diferentes encuestas, a las que apuntan desde Unidad Enfermera, se indica que ocho de cada diez enfermeros han sufrido algún tipo de agresión, física (empujones, puñetazos) o verbal (amenazas, insultos, vejaciones) a lo largo de su trayectoria profesional mientras desarrollan su labor asistencial y de cuidados en los centros sanitarios y sociosanitarios, domicilios u otros ámbitos de actuación.

Las estrategias implementadas por las administraciones autónomicas para frenar la violencia "no están obteniendo resultados satisfactorios", por lo que reafirman la necesidad de actuar de manera conjunta, coordinada y desde todos los ámbitos (prevención,
información, sensibilización, apoyo, atención) en todo el Estado.

Asimismo, Unidad Enfermera resalta que los problemas y carencias que sufren pacientes y familiares por la falta de medios y recursos de la sanidad no son responsabilidad del profesional sanitario, el cual también las sufre y hace todo lo posible para que no se vea
afectada la calidad de la atención y cuidados. Apunta, además, que ha de mantenerse, en todo momento, una relación de respeto, consideración y confianza entre profesionales, pacientes y familiares.

En definitiva, la entidad hace un llamamiento a los profesionales para que denuncien cualquier episodio de violencia sufrida durante su ejercicio profesional y que nunca entiendan las agresiones como inherentes a su trabajo y, por tanto, no se de a ellas la importancia que merecen, tolerancia cero a las agresiones.

Contador