UNICEF advierte que los avances en la lucha contra la desnutrición infantil en Níger podrían retroceder

Actualizado 07/04/2007 14:00:03 CET

NUEVA YORK, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

Con la desnutrición responsable de más que la mitad de todas las muertes de menores de cinco años en Níger -país donde el 20% de la población nunca llega a cumplir cinco años- el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advierte que los reciente avances en la reducción de los índices de mortalidad infantil podrían perderse sin los recursos necesarios que respalden esos esfuerzos.

Una nueva investigación de UNICEF ha revelado que los índices de desnutrición entre los niños y niñashan mejorado significativamente durante el último año en el país africano. Sin embargo, la agencia de la ONU advierte que sin un apoyo consistente a la estrategia de las autoridades para manejar y prevenir la desnutrición la situación podría empeorar nuevamente.

"Los resultados demuestran que la malnutrición puede controlarse y prevenirse con intervenciones de alto impacto", afirmó el representante de UNICEF en Níger, Akhil Iyer. "Pero el estudio reveló también la necesidad urgente de una financiación y apoyo consistente en los planes de control de la desnutrición a largo plazo", añadió.

El estudio nutricional a nivel nacional reveló que la desnutrición aguda ha caído del 15,3 por ciento en noviembre de 2005 al 10,3 por ciento un año después. Esos resultados destacan el impacto de los esfuerzos progresivos a gran escala coordinados por UNICEF en respuesta a la crisis de malnutrición de 2005.

La agencia y sus aliados trataron a 382.400 niños desnutridos en 2006, y esperan tratar a otros 300.000 este año. Los menores de tres años se ven desproporcionadamente afectados por desnutrición aguda, y UNICEF lamenta que la lactancia materna --el mejor método para reducir la mortalidad en los primeros cinco años de vida- se mantenga en el 2,2 por ciento, entre las más bajas del mundo.

Para prevenir el incremento de esas tasas, UNICEF propone el tratamiento de los niños que padecen desnutrición -tanto de forma moderada como severa- en centros de rehabilitación nutricional, así como prevenirla y reducirla a través de la intervención directa.

UNICEF también está trabajando para priorizar la nutrición en las políticas de desarrollo a la vez que se estimula la salud, la educación, la planificación familiar, el agua y saneamiento, que están estrechamente ligadas a la supervivencia de los niños y niñas.