Trinidad Jiménez: "El Gobierno socialista no acepta lecciones en materia de política social del PP"

Actualizado 26/05/2010 13:15:16 CET

Los 'populares' dicen que con el recorte, Zapatero "ha perjudicado a los más débiles y ha mentido a todos los españoles"

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad y Política Social, Trinidad Jiménez, ha espetado este miércoles a la bancada 'popular', durante la sesión de control del Congreso de los Diputados, que "el Gobierno socialista no acepta lecciones en materia de política social del PP", al tiempo que ha acusado a las comunidades autónomas gobernadas por el PP de incumplir la Ley de Dependencia.

Jiménez reaccionaba así, en el Pleno de la Cámara Baja, a las acusaciones de la diputada 'popular' Inmaculada Guaita, quien ha recalcado que el presidente del Gobierno, con el recorte para reducir el déficit público, "ha perjudicado a los más débiles y ha mentido a todos los españoles", pues en su día aseguró que con él de presidente "jamás habría recortes sociales". "Los españoles se merecen un gobierno que no les miente", ha apostillado.

La ministra ha dicho que el Gobierno no acepta lecciones de un partido que durante sus ocho años de mandato "ni subió las pensiones mínimas por encima del IPC, ni el salario mínimo interprofesional, ni destinó un solo euro a dependencia".

SE MANTIENE EL ESTADO DE BIENESTAR

Jiménez ha asegurado que el recorte "no va a afectar a la provisión de servicios básicos y esenciales del Estado: las prestaciones por desempleo, la educación, las becas, la I+D y la sanidad se mantienen intactas" y se van a seguir otorgando servicios y prestaciones a todas las personas dependientes que lo necesiten. "Es en las comunidades gobernadas por del PP donde no se está cumpliendo la Ley de Dependencia", ha aseverado.

Igualmente, ha señalado que las medidas para reducir el déficit público "han sido difíciles pero necesarias" y ha añadido que el Gobierno "pide un cierto sacrifico a la ciudadanía" pero sin que el recorte afecte "a los pilares básicos del Estado de bienestar".

Para el PP, "el mayor recorte social de la historia de la democracia" rompe el acuerdo sobre pensiones asumido en el Pacto de Toledo, deja cada año a 400.000 parejas sin los 2.500 euros del 'cheque-bebé' y va a suponer la pérdida de 20.000 empleos debido al recorte del gasto farmacéutico.

"Es un ajuste innecesario que tienen que pagar funcionarios, pensionistas y futuras madres. Es un recorte equivalente a lo que han costado los dos planes locales de inversión que no han generado riqueza ni empleo", ha concluido.