Publicado 29/03/2021 11:00CET

El tratamiento precoz con corticoides en UCI reduce la mortalidad de COVID-19 hasta 14 puntos

Archivo - Pie de un enfermo en una cama de la UCI del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, Madrid (España), a 20 de enero de 2021.
Archivo - Pie de un enfermo en una cama de la UCI del Hospital de Emergencias Isabel Zendal, Madrid (España), a 20 de enero de 2021. - Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

El tratamiento precoz con corticoides en pacientes con COVID-19 en unidades de cuidados intensivos (UCI) reduce la tasa de mortalidad hasta en 14 puntos, según un registro elaborado durante la pandemia por los Servicios de Anestesiología y Reanimación en España.

Liderado por el doctor Pablo Monedero y publicado en la revista 'Critical Care', en este trabajo se evaluaron 882 pacientes, de los cuales 691 (78,3%) recibieron tratamiento con corticoides. El trabajo concluye que los pacientes tratados con dosis de corticoides moderadas-altas de forma temprana (en las 48 horas tras su ingreso en UCI) tuvieron una mortalidad menor (30,3%) que los que nunca recibieron corticoides (36,6%) o los que recibieron un tratamiento tardío (44,2%).

Además, los datos muestran una disminución de los días de ventilación mecánica, menos tiempo de estancia en la UCI y una reducción de las infecciones secundarias. De este modo, la mortalidad de los pacientes COVID-19 en UCI que recibieron corticoides de forma precoz fue 14 puntos porcentuales menos a los pacientes del grupo que recibieron corticoides de forma tardía; y 6 puntos porcentuales menos respecto a los del grupo que nunca recibió este tratamiento.

Se cumple un año desde que, en plena pandemia de coronavirus en España, los anestesiólogos, a través de una red de trabajo colaborativa y altruista denominada 'Spanish-ICU-Network', iniciaran el proyecto 'Reg COVID-19', un registro multicéntrico de más de 1.100 pacientes Covid tratados en las UCI de los hospitales españoles.

El proyecto cuenta con el aval científico de la Sociedad Española de Anestesiología, Reanimación y Terapéutica del Dolor (SEDAR), que ha actuado también como nodo de todos los Servicios de Anestesiología y Reanimación partícipes. Y ha sido desarrollado por Ubikare, empresa del sector sanitario, encargada de diseñar esta herramienta tecnológica de comunicación que ha hecho posible el intercambio de información científica en tiempo real entre más de 50 hospitales en España.

"Este registro es todo un ejemplo de resiliencia, capacidad clínica e investigadora y trabajo unificado por parte de nuestra especialidad médica. En una situación de extenuación y gran presión asistencial, los anestesiólogos españoles han dedicado tiempo y esfuerzo para generar conocimiento científico y mejorar los cuidados de los pacientes críticos. "Nos sentimos muy orgullosos", ha explicado el presidente de SEDAR, Javier García.