Los trastornos músculo-esqueléticos suponen más del 80% de las enfermedades profesionales

Actualizado 04/01/2007 16:02:13 CET
-

BARCELONA, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los trastornos músculo-esqueléticos (TME) asociados al sobreesfuerzo o a la realización de un mal gesto supusieron en 2005 entre el 80% y el 85% de las enfermedades profesionales comunicadas, según explicó el director del Centro de Seguridad y Condiciones de Salud en el Trabajo de Barcelona, Jordi Martínez.

Además, el 34,3% del total de accidentes laborales registrados en Catalunya se debieron a TME asociados al sobreesfuerzo o a la realización de un mal gesto, con un aumento de casi diez puntos en diez años.

Martínez aseguró que este tipo de molestias han aumentado casi diez puntos en los últimos años, pasando de un 70% en 1997 al 79,3% en 2003, y subrayó especialmente el caso de las molestias cervicales, que han aumentado de manera espectacular en estos años del 29,6% en 1997 a 40,9% en 2003.

Durante la celebración del primer encuentro técnico sobre trastornos músculo-esqueléticos en el entorno laboral organizado por la Fundación Prevent en colaboración con la dirección general de Relaciones Laborales de la Generalitat, MC Mutual y el Gabinete González Oliva, la mayoría de los ponentes coincidieron enapostar por la observación y el análisis 'in situ' de los lugares de trabajo y de las empresas.

Este procedimiento ha de servir para identificar los riesgos laborales de primera mano a la hora de realizar un plan de prevención adecuado, en lugar de elaborarlo a partir de la metodología, que consideraron incompleta y que hace perder más tiempo.

En este sentido, Clara González, del Gabinete González Oliva (GO), indicó que, "hoy en día, las empresas gastan mucho dinero en prevención pero hay poca efectividad", por lo que abogó por la elaboración de "un programa específico para riesgos emergentes", en especial, el riesgo músculo-esquelético y psicosocial, personalizado para cada empresa.

En esta misma línea, Francesc Moreno, del Gabinete GO, manifestó que "hay que motivar al trabajador para que aprenda posturas correctas en el trabajo" y "ofrecerle herramientas para prevenir los trastornos músculo-esqueléticos también en su vida cotidiana".

Por su parte, el responsable de Salud Laboral de la Conselleria de Salud de la Generalitat, Antonio Malé, habló acerca de la utilidad y la elaboración de las Guías de Buena Praxis de vigilancia de la salud en trastornos músculo-esqueléticos elaboradas por la Generalitat y, concretamente, de la guía de Traumatismos repetitivos de extremidades superiores, que ya está aprobada y editada.

También se refirió a la guía de 'Manipulación manual de cargas', que está en la última fase, lista para su aprobación y publicación. Malé señaló que pretenden ser "unas guías para profesionales y usuarios" y que están clasificadas según el tipo de riesgos: biológicos, químicos, ergonómicos, psicosociales y seguridad crítica, entre otros.