Un total de 32 niños con enfermedad renal participan en el campamento de verano de ALCER

: Foto De Familia Con Los Niños Del Campamento, La Presidenta De La S.E.N.
SOCIEDAD ESPAÑOLA DE NEFROLOGÍA
Publicado 03/07/2018 17:30:24CET

   MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

    Un total de 32 niños con Enfermedad Renal Crónica (ERC), la mayoría trasplantados provenientes de toda España, y con edades comprendidas entre 8 y 16 años, han participado en el campamento CRECE, una iniciativa que promueve cada año la Federación Nacional de Pacientes con Enfermos Renales (ALCER).

   "Se trata de una magnífica iniciativa de ALCER que aporta unos beneficios muy positivos para los niños y niñas que participan", ha señalado la presidenta de la Sociedad Española de Nefrología (SEN), María Dolores del Pino, quien hecho una visita al campamento CRECE.

   En concreto, este campamento es una iniciativa que promueve cada año ALCER con el fin de desarrollar un programa socioeducativo y de vacaciones para niños con enfermedad renal, y con el que la SEN colabora desde hace más de diez años.

   La iniciativa se ha llevado a cabo este año en el Albergue de la Asociación Murciana de Hemofilia, en la localidad de Totana en Murcia, mientras que el Servicio de Nefrología del Hospital Universitario Virgen de la Arrixaca se encarga de prestar los servicios para la diálisis de los chicos que lo precisen durante la estancia en el campamento. El proyecto se desarrolla a través de un

   equipo multidisciplinar compuesto por 13 personas, entre enfermeros especializados en nefrología, monitores socioeducativos y técnicos de ALCER.

   La presidenta de la SEN ha incidido en estas ventajas porque, "al convivir durante unos días con otros niños en su misma situación, y al ver que no están solos, y que hay otros como ellos, tienen una predisposición mayor a adaptarse al estilo de vida que les impone la diálisis o el trasplante, así como a cumplir ciertas recomendaciones y pautas relacionadas con la alimentación y la adherencia a los medicamentos que necesitarán prácticamente durante toda su vida".

   "Este tipo de experiencias ayudan a los niños a ser más responsables y autónomos en el cuidado de su enfermedad", ha indicado la presidenta de la SEN, que ha felicitado al presidente de ALCER, Daniel Gallego, por esta iniciativa.

   "Estamos consiguiendo niños informados y formados. El campamento es una escuela de niños con enfermedad renal y para todos nosotros una escuela de vida", ha afirmado la presidenta, quien ha añadido que "no sólo pueden descansar de la responsabilidad del cuidado de la enfermedad de sus hijos, sino que ven cómo hay otros niños en su misma situación y cómo aprenden a gestionarse de forma más autónoma, algo que a menudo les angustia cuando piensan en el futuro".