Un total de 247.776 españoles registra su testamento vital, un 0,6% de la población

Enfermeras con un paciente en una habitación de hospital
EUROPA PRESS/HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS - Archivo
Publicado 31/10/2018 13:48:59CET

Fundación Edad & Vida y Fundación Mémora lanzan una campaña para difundir el documento

BARCELONA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un total de 247.776 españoles, un 0,6% de la población, ha registrado el documento de voluntades anticipadas registrado, según datos del Registro Nacional de Instrucciones Previas del Ministerio de Sanidad.

En rueda de prensa este miércoles, la directora general de la Fundación Edad & Vida, Maria José Abraham, y el director de Comunicación y Relaciones Institucionales de Fundación Mémora, Fernando Sánchez, han atribuido esta cifra baja al "desconocimiento" del documento, el tabú de la muerte y el pensamiento de dejar resuelta las posesiones y no tanto el trato a su persona al final de la vida.

Esta cifra de 247.776 personas se ha ido incrementando en números absolutos a lo largo de los últimos años, con un incremento anual del 10%, ya que a 1 de enero de 2013 el número de testamentos vitales registrados era de 145.775.

Por comunidades autónomas, sigue siendo Cataluña la que lidera a enero de 2018 el ranking, con un total de 72.515 documentos de voluntades anticipadas inscritos, seguida de Andalucía, con 35.686; Comunidad Valenciana, con 23.554, y Madrid, con 23.445.

Por sexos, el 59% de las personas que disponen de testamento vital son mujeres, y por franjas de edad, el 50% de los declarantes es mayor de 65 años y solo un 16% de los españoles de entre 31 y 50 años ha tomado la decisión de comunicar sus últimas voluntades.

CAMPAÑA 'TU DECISIÓN HASTA EL FINAL'

Ante estas cifras bajas de penetración del testamento vital, lejanas a las que se producen en Estados Unidos y el norte de Europa, la Fundación Edad & Vida y la Fundación Mémora han lanzado la campaña 'Tu decisión hasta el final', que ofrece una guía online para promover el conocimiento y el uso de la declaración de voluntades anticipadas.

Tanto Abraham como Sánchez han apelado a las administraciones para que den a conocer el documento de voluntades anticipadas, que en las comunidades autónomas reciben diferentes nombres y el procedimiento de registro no es igual, y han considerado que sería "ideal" que se coordinasen en estos dos aspectos.

Sánchez ha asegurado que el documento de voluntades anticipadas es "un acto de amor y madurez" que ayuda a un final digno de la vida, y Abraham ha señalado que también sería necesaria una mayor formación del profesional médico para informar de él.

El documento de voluntades anticipadas prevé la designación de un representante de la persona e, incluso, de un sustituto de ese representante, que hará las veces de interlocutor ante el médico o el equipo sanitario y velará por el cumplimiento de las instrucciones previas, y su objetivo es que se cumplan los deseos de la persona.

Contador