Publicado 15/11/2021 15:00CET

Un total de 147 entidades sanitarias cuentan ya con el reconocimiento 'Quality Healthcare' de la fundación IDIS

Fotografía de familia del Reconocimiento QH de la Fundación IDIS.
Fotografía de familia del Reconocimiento QH de la Fundación IDIS. - FUNDACIÓN IDIS

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un total de 147 entidades sanitarias cuentan ya con el reconocimiento 'Quality Healthcare' (QH) de la fundación La Fundación Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) y, del total de organizaciones públicas y privadas que han conseguido el sello en esta VIII edición, 15 lo han logrado por primera vez y 67 organizaciones han renovado la QH alcanzada en el año 2019, 10 de ellas mejorando la categoría.

Entre las organizaciones que han obtenido el sello por primera vez en esta convocatoria, 11 han conseguido el 'Reconocimiento QH': el Área de Gestión Sanitaria Serranía de Málaga, Centro de Diálisis Diaverum Cartaya, Centro de Diálisis Diaverum Costa de la Luz, Centro de Diálisis Diaverum Málaga, Clínica Suárez Leoz, Genesiscare España Holdings, Hospital Clínico Universitario de Valencia-Departamento de Salud Valencia Clínica Malvarrosa, Hospital Polusa, Hospital Quirónsalud Córdoba, Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón e Innova Ocular Visión Oftalmólogos.

Tres más cuentan con el 'Reconocimiento QH + 1 estrella', que son el Hospital HM Nens, Hospital HM Nou Delfos y Hospital Quirónsalud Campo de Gibraltar; y 1 organización. Por otro lado, el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla ha logrado el Reconocimiento QH + 3 estrellas.

Así, en esta edición, algunas entidades también han mejorado de categoría al renovar su 'Reconocimiento QH' logrado en 2019. Así, el Hospiten Roca en San Agustín y en Vecindario, IVI, Hospital San Juan de Dios de Zaragoza y el Hospital Universitario del Vinalopó mejoran al 'Reconocimiento QH + 1 estrella'; el Milenium Centro Médico Murcia y el Hospital Mesa del Castillo obtienen el 'Reconocimiento QH + 2 estrellas'; y los Hospitales HM Vallés, HM San Francisco y HM Rosaleda han alcanzado en la renovación el 'Reconocimiento QH + 3 estrellas'.

Así las cosas, tal y como ha recordado la directora general de la Fundación IDIS, Marta Villanueva, QH es un sistema innovador que reconoce la excelencia en calidad asistencial de las organizaciones sanitarias públicas y privadas. Así, según Villanueva, se entiende la calidad como "una cultura de mejora continua que se esfuerzan en implantar un sistema de calidad progresivo y continuado".

En concreto, reconoce a las organizaciones sanitarias que trabajan asegurando que todos sus procedimientos de calidad son óptimos y que se esfuerzan en obtener las certificaciones de lo avalan. "Es un método que integra en un solo dato los múltiples componentes de los sistemas de gestión", ha expresado Villanueva.

En cuanto a la metodología, la directora general de la fundación ha destacado que, en la plataforma QH, es la propia organización la que cumplimenta los datos generales y un cuestionario autoevaluativo. Luego, es el comité técnico quien valora y pondera siguiendo diferentes criterios.

Por un lado, se evalúan los factores primarios, que son: certificaciones, número de años y alcance. Por otro lado, se tienen en cuenta los factores por actividad, esto es: número de camas, número de profesionales, porcentaje de ambulatorización, número de actos quirúrgicos y número de altas.

Concretamente, la certificación tiene una validez de 2 años y es obligatoria su renovación pasado este período. De hecho, la no renovación implica la pérdida de reconocimiento. Con todo, las entidades también podrán solicitar una mejora anualmente si consideran que su sistema ha evolucionado.

SEGURIDAD, HUMANIZACIÓN, RESULTADOS DE SALUD Y EXPERIENCIA DE PACIENTE

Calidad, seguridad, humanización, resultados de salud y experiencia de paciente deben ser los objetivos que debe tener cualquier organización que quiera alcanzar la excelencia en todas sus actuaciones teniendo como meta la del cuidado integral del ser humano. Así lo han puesto de manifiesto los miembros del comité Auditor del Reconocimiento QH de la Fundación IDIS en el debate que ha tenido lugar con motivo de la jornada de entrega de los sellos.

Por su parte, la responsable de proyectos de la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP), Ana Castellanos ha definido la calidad "como algo cultural y como un hábito" que tiene "diferentes dimensiones", siendo la seguridad una de las más importantes.

"Aplicar la calidad en los procesos asistenciales es procurar reducir al mínimo los posibles riesgos y adversidades que se pueden producir durante a práctica clínica y procesos asistenciales. Por eso, la seguridad del paciente es un pilar fundamental", ha expresado Castellanos.

Asimismo, ha puesto en valor la relación entre calidad asistencial y equidad. "La calidad siempre debe ir enfocada a la equidad desde el punto de vista de que, independientemente del lugar donde residamos en nuestra CCAA, todos vamos a recibir la mejor asistencia posible", ha destacado.

En este sentido, ha puesto de manifiesto la importancia de que el paciente sea "realmente" el centro del sistema. "Hay que preguntarse qué es lo que genera valor para el paciente", ha apuntado. "Un ejemplo de ello es la continuidad asistencial, que se ha visto fracturada en la pandemia". Para Castellanos, garantizar la continuidad asistencial es "una prioridad" para mejorar la experiencia del paciente.

"Se trata de hacer una escucha activa: preguntarse qué necesita el paciente y valorar cómo se pueden satisfacer esas necesidades. A veces no se requiere un gran esfuerzo, sino pequeñas cosas, como simplemente ser amables, cercanos y generar confianza", ha apostillado la directora de proyectos de la POP.

En la misma línea se ha expresado el presidente de la Sociedad Española de Directivos de la Salud (SEDISA), José Soto Bonel, quien ha hablado de extender la calidad no solo al paciente, sino a los familiares y acompañantes.

Por otro lado, y en referencia a la innovación y a la transformación de la sanidad provocada por la pandemia, ha recordado la importancia de dar "respuestas rápidas pero flexibles, no rígidas, en función de las circunstancias".

Para ello, continúa, "hay que tener la mente abierta: escuchar a todos, probar todo y no rechazar nada. En definitiva, una mente abierta hacia la innovación, entendida esta como el camino para hacer cosas nuevas, no lo de antes mejorado", ha concluido.

Contador