Actualizado 01/12/2010 11:13:50 +00:00 CET

El test del SIDA, tan necesario "como la ITV en los coches"

Campaña contra el sida
BRISTOL MYERS SQUIBB

Una campaña anima a los ciudadanos a someterse a este test diagnóstico, tan necesario "como la ITV en los coches"

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

La "escasa" percepción de riesgo que tienen los ciudadanos ante un posible contagio por VIH es el principal motivo por el que muchos no se someten a un test de diagnóstico que confirme la infección y no por un temor a dicha prueba, según asegura el doctor Santiago Moreno, jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal de Madrid.

"Del mismo modo que la gente cree que los accidentes de tráfico le pasan siempre a otros, también está convencida de que el VIH es una infección que no va con ellos", ha reconocido este experto, justificando el alto porcentaje de diagnósticos tardíos que existe en España, más del 50 por ciento de los nuevos casos que se detectan cada año.

De hecho, cuando un profesional sanitario ofrece la prueba a un paciente "no suele haber oposición alguna", tomando como ejemplo las mujeres embarazadas, a quienes se les recomienda a fin de evitar contagios madre a hijo.

Pese a ello, Moreno aboga por "tratar de vencer todas las barreras para universalizar el test", para lo que es necesario informar a la población de que se trata de una prueba que "no tiene par en medicina en términos de sensibilidad", ya que "cuando es positiva te dice la infección que tienes y cuando es negativa te garantiza con total seguridad que no estás infectado".

Además, añade, cuando uno da un negativo sale siempre de la consulta sabiendo lo que tiene que hacer para no infectarse nunca, mientras que si el resultado es positivo "saldrá sabiendo lo que debe hacer para no infectar a su novia, esposa, marido o amante".

Por su parte, el doctor José A. Pérez Molina, también del Servicio de Infecciosas del Ramón y Cajal, reconoce que la manifestación tardía de la infección por VIH es más frecuente en los varones, ya que en las mujeres se suele detectar antes, porque la prueba se hace de manera rutinaria durante el embarazo.

"También es común en la madurez, aunque tiende a creerse que esta infección es algo asociado a la gente joven y homosexual", advierte este experto, que apunta a que "el no detectar a tiempo la enfermedad no sólo tiene un impacto negativo sobre el propio paciente, también sobre el resto de la población".

DIAGNÓSTICO TARDÍO, SINÓNIMO DE RIESGOS

Los pacientes con diagnóstico tardío tienen un mayor riesgo de adquirir infecciones oportunistas y desarrollar diferentes enfermedades en un corto periodo de tiempo. Asimismo, pueden tener una peor respuesta al tratamiento cuando empiezan la Terapia AntiRretroviral de Gran Actividad (TARGA).

La aparición de resistencias es otro problema a tener en cuenta en este grupo de pacientes, ya que las interacciones entre medicamentos (los que se administran para controlar las enfermedades oportunistas y los fármacos para el VIH) pueden motivar una exposición del virus a un tratamiento antirretroviral insuficiente que acabará favoreciendo la aparición de resistencia al virus y/o nuevos efectos adversos.

Para evitar todos estos riesgos, y coincidiendo con el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, que se celebra mañana 1 de diciembre, la farmacéutica Bristol-Myers Squibb ha difundido un vídeo para recordar a la población los beneficios asociados a la prueba del VIH, comparando estos test con la ITV que deben pasar los coches.

El objetivo de la compañía es informar a la población de que el test se trata de un "simple análisis de sangre". Según Santiago Moreno, "es bueno idear fórmulas diferentes capaces de hacer llegar el mensaje al mayor número de personas posible, y no está de más desdramatizar al asunto siempre y cuando no se banalice".