Actualizado 08/02/2013 18:55 CET

Telefónica y SARquavitae desarrollarán un servicio de teleasistencia de nueva generación

Una Persona Mayor Cruza Por Una Calle De Alicante
EUROPA PRESS

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Telefónica y SARquavitae se han unido para desarrollar un servicio de teleasistencia de nueva generación en España por el que esperan ofrecer soluciones en este ámbito.

Así, y mediante la firma de este acuerdo, se ha combinado "el liderazgo de Telefónica en el campo de las tecnologías aplicadas a la salud y los cuidados sociales, y la experiencia de SARquavitae, en la prestación de servicios y atención sociosanitaria, indican desde ambas compañías.

Con esta unión, las dos entidades pretenden garantizar "el acompañamiento para todas las personas con necesidades asistenciales, tanto en el ámbito del domicilio como fuera de él". Para ello, han sellado esta colaboración el director de Nuevos Negocios Digitales de Telefónica España, Francisco Salcedo; y el consejero delegado y director general de SARquavitae, Jorge Guarner.

Además, este servicio de teleasistencia pretende facilitar "el acceso a todos aquellos usuarios y familiares que necesitan seguridad, control y asistencia, preservando su autonomía, su independencia, y su total movilidad", indican. En pro de conseguirlo, también se ha unido a este proyecto ATAM, asociación del Grupo Telefónica para la atención de personas con discapacidad y/o dependencia.

La teleasistencia de nueva generación es un servicio preventivo de asistencia "inmediata y permanente" que satisface y moviliza los recursos necesarios en caso de situaciones de necesidad o emergencia las 24 horas, los 365 días del año, señalan. Añadido a ello, "es capaz de detectar caídas, detectar situaciones de desorientación e, incluso ofrecer un seguimiento proactivo que garantice el máximo cuidado", sostienen.

Los colectivos a los que está dirigido son "personas mayores, dependientes o con discapacidad, enfermos crónicos, trabajadores solitarios, deportistas en áreas abiertas y víctimas de violencia de género que necesiten sentirse siempre protegidos", concluyen desde Telefónica y SARquavitae.