Actualizado 06/08/2020 16:39:47 +00:00 CET

Tedros espera que EEUU reconsidere su decisión de abandonar la OMS y alaba su "posición de liderazgo" ante el mundo

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la rueda de prensa diaria del organismo sanitario internacional sobre el brote de coronavirus Covid-19. 24 de febrero de 2020.
El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, durante la rueda de prensa diaria del organismo sanitario internacional sobre el brote de coronavirus Covid-19. 24 de febrero de 2020. - OMS - Archivo

MADRID, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

   El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha manifestado su esperanza a que EEUU reconsidere su decisión de abandonar la OMS, ya que "es un país conocido por su generosidad", y "su posición de liderazgo y apoyo realmente ha salvado muchas vidas".

   "Hemos estado trabajando muy de cerca con EEUU. Apreciamos la generosidad de ese liderazgo. Cuando los EEUU ha decidido retirarse el problema no es el dinero; la financiación no es el problema. En realidad, es la relación con Estados Unidos lo que es más importante para la OMS y su papel de liderazgo", ha señalado en respuesta a una pregunta formulada por el presentador de noticias nocturno de la NBC, Lester Holt.
   Holt ha actuado de moderador de un panel de discusión que ha roto el esquema habitual de estas conferencias de prensa. Este jueves en Ginebra, con este acto, se avalaba el desarrollo del Foro de Seguridad de Aspen, que se está celebrando 'on line' desde el pasado lunes, 4 de agosto, y que reúne a líderes mundiales para discutir temas clave de seguridad nacional.
   "Lo he dicho muchas veces: no se puede derrotar a este peligroso enemigo en un mundo dividido. Necesitamos un mundo unido y un mundo unido necesita cooperación y solidaridad entre sus principales poderes", ha advertido, al tiempo que se ha mostrado dispuesto a realizar cualquier investigación si el problema es sobre el "blanqueamiento" de la OMS o "el sistema de la ONU, en general".
   "Estamos muy abiertos a cualquier evaluación o valoración. La verdad se puede conocer y esto se puede hacer desde adentro sin salir de la organización, conocer la verdad es muy importante para todo el mundo. Estamos en una situación sin precedentes. La pandemia ha dado la vuelta al mundo entero, en este momento un virus invisible ha tomado al mundo como rehén", ha afirmado.
   A su juicio, "es necesario aprender lecciones de lo que sucedió y lo que está sucediendo", para "construir el futuro juntos". "Por tanto, todo el mundo debería estar preparado para aprender las lecciones con honestidad, y nadie dice nada diferente a eso. Entonces, si hay algún problema, lo averiguaremos y aprenderemos de él, pero ahora es el momento de trabajar juntos", ha explicado.
    "Ahora es el momento de concentrarse en combatir el virus. Así que espero que Estados Unidos reconsidere su posición", ha afirmado esperanzado ya que, según ha informado, por ahora, concretamente este jueves, la OMS ha informando de sus misión a todos los estados miembros, incluido Estados Unidos que "ha estado participando activamente". "Todavía tenemos comunicación. Trabajamos juntos", ha señalado.
   Antes en su discurso, sin hacer referencia a EEUU, volvía a pedir a todo los países mayor unión contra la Covid-19. "Debemos aprovechar este momento para unirnos en unidad nacional y solidaridad global para controlar Covid-19, abordar la resistencia a los antimicrobianos y la crisis climática", ha afirmado.
   "A pesar de todas nuestras diferencias, somos una raza humana que comparte el mismo planeta y nuestra seguridad es interdependiente: ningún país estará seguro hasta que todos estemos seguros. ¡Insto a todos los líderes a elegir el camino de la cooperación y actuar ahora para poner fin a esta pandemia! No es solo la elección inteligente, es la elección correcta y es la única opción que tenemos", ha concluido.
TRUMP ACUSA A LA OMS DE "TÍTERE" DE CHINA
   El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, notificaba el pasado mes de julio al secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, y al Congreso estadounidense la salida definitiva del país norteamericano de la organización.
   A finales de mayo, Trump dio por "terminada" la relación entre Washington y la OMS, a la que ha acusado de ser un "títere" de China. "Hemos planteado reformas detalladas que deben ser puestas en marcha y con las que la organización debe comprometerse, pero se han negado a actuar", aseveró entonces el magnate, que ha afirmó que se de daba así por finiquitada la relación entre las partes.
    Trump, que ha criticado en numerosas ocasiones a la OMS por su respuesta al coronavirus y la ha acusado de estar a merced de Pekín, ya había amenazado anteriormente con congelar de forma permanente la financiación estadounidense a la organización. El dirigente estadounidense ha calificado a la OMS en diversas ocasiones como "chinocéntrica".