Actualizado 04/11/2008 19:56:21 +00:00 CET

Una técnica permite escoger los mejores espermatozoides para su utilización en un proceso de reproducción asistida

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

La técnica de Microinyección Intracitoplásmica de Esperma Seleccionado Morfológicamente (IMSI) permite ver los espermatozoides a 8.000 aumentos, para seleccionar los de mejor morfología y potenciar los resultados en reproducción asistida, según informó hoy en un comunicado el Centro de Infertilidad y Reproducción Humana (CIRH).

La técnica, que ya está disponible en España, fue creada en Israel y desarrollada en Francia y Bélgica, y actualmente tan sólo una decena de centros de la UE cuenta con esta técnica, debido al elevado coste de la tecnología que requiere.

Según explicaron los expertos, la morfología espermática, es decir, el aspecto que presentan los espermatozoides, es un parámetro seminal considerado como uno de los mejores indicadores biológicos que pueden derivar en un proceso de reproducción asistida exitoso y gracias a ella, se evita seleccionar espermatozoides con anomalías que después generan abortos por causa masculina.

Actualmente, seis de cada diez hombres españoles menores de 40 años posee un semen de calidad inferior a la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). En concreto, el 50 por ciento de casos de infertilidad se debe a un semen de calidad deficiente en el varón.

Actualmente, para realizar la selección de espermatozoides, se utiliza un sistema convencional que permite visualizarlos hasta un máximo de 400 aumentos, denominada ICSI (Microinyección Espermática). Sin embargo ahora, con la técnica IMSI, el visionado se realiza a 8.000 aumentos, 20 veces mayor que en la ICSI, lo que garantiza la elección de los mejores gametos, que son aquellos que presentan una morfología espermática idónea para conseguir la fertilización.

El doctor del CIRH Mario Brassesco manifestó que "el centro ha creído necesario disponer de esta novedosa técnica para ofrecer a nuestras pacientes las máximas posibilidades de embarazo y reducir el número de abortos en infertilidad de causa masculina. Tras un periodo de aprendizaje en el extranjero y su puesta en funcionamiento, ya se están realizando los primeros casos en España con muy buenos resultados", afirmó.