Techos de cristal o precariedad feminizada: la profesión médica por género en España

Médica, médico mujer
PIXABAY / ALARCONAUDIOVISUAL
Publicado 27/11/2018 13:34:38CET

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La brecha salarial entre mujeres y hombres en el grupo de ocupación al que pertenece la profesión médica, actividades sanitarias y de servicios sociales, alcanza un 27,2 por ciento y "mantiene una tendencia a aumentar", según ha concluido el informe 'Diagnóstico de género en la profesión médica', elaborado por la Organización Médica Colegial (OMC) y presentado este martes.

El vicepresidente primero de la OMC, Tomás Cobo, ha incidido en que brecha salarial no significa un sueldo menor, sino, precisamente, "una serie de complementos a los que la mujer no puede optar por múltiples razones".

"Cuando en las jerarquías laborales hay una mayoría de hombres, afectan a los sistemas de cooptación que suelen priorizar también a hombres. En la medida en que los puestos están masculinizados el complemento correspondiente lo reciben más los hombres que las mujeres", especifica el trabajo. Otro ejemplo es el embarazo de una profesional de la Medicina que deja de hacer guardias por este motivo, "un hecho biológico y natural que es la reproducción". "Es una cuestión social y de absoluta justicia", ha resumido Cobo.

El informe muestra que la feminización de la profesión médica se produce "a pasos agigantados", según Cobo y que la evolución de los datos en los últimos años señala un avance "rotundo" en el cambio de proporción de hombres y mujeres en la colegiación. Desde 2011 a 2017 se han colegiado cinco veces más mujeres que hombres: 25.212 mujeres frente a 4.999 hombres.

Así, el porcentaje de médicas colegiadas es un 49,8 por ciento del total, mientras que los hombres colegiados son el 50,2 por ciento. Si se observa únicamente si el profesional está en activo, el porcentaje de mujeres se sitúa en 52,4 por ciento, un total de 115.502 profesionales, mientras que los médicos son un 47,6 por ciento o 105.965.

Por comunidades autónomas, la más feminizada es Madrid, donde el porcentaje de mujeres médico alcanza un 58,1 por ciento, mientras que las más masculinizada es Melilla, donde los hombres constituyen un 64,3 por ciento.

Las mujeres también son más en las facultades de Medicina. En concreto, las alumnas han pasado de ser un 21,29 por ciento del total en el curso 1970/71 a representar un 50,86 por ciento en 1985/86 y un 66,3 por ciento en el curso 2016/17.

No obstante, cabe resaltar que aunque el acceso de las mujeres a la educación aumenta, el acceso a la docencia es limitado y lo es aún más a los puestos con mayor responsabilidad. El informe subraya que las mujeres ocupan menos del 7 por ciento de las cátedras o menos y constituyen el 16 por ciento del profesorado titular.

En cuanto al acceso a la profesión médica, el desempleo en este área es de solamente el 2,1 por ciento. Sin embargo, de este porcentaje, el 63,3 por ciento son mujeres. Además, de las mujeres en situación de excedencia, el 70,6 por ciento tienen menos de 40 años, mientras que esto sólo ocurre en el 20 por ciento de los hombres.

A la falta de medidas de conciliación hay que sumar la feminización de la precariedad laboral. En este sentido, el 57,4 por ciento de las mujeres no tiene plaza en propiedad y trabaja mediante interinidades, mientras que en el caso de los hombres esto ocurre en un porcentaje del 42,6 por ciento. Por especialidades, Pediatría es la que cuenta con más mujeres, con un 66,2 por ciento, mientras que cirugía cardiovascular es la que menos, con un 19,6 por ciento.

"Faltan modelos de referencia para nuestras mujeres y nuestras hijas, sobre todo para algunas especialidades. Hay unos estereotipos que hay que romper", ha apuntado la presidenta del Colegio de Médicos de Valencia, la doctora Mercedes Hurtado.

ESPACIOS DE REPRESENTACIÓN

Mientras que la representación femenina en los colegios profesionales médicos se sitúa en un 49,7 por ciento, sólo seis de ellas ocupan la presidencia de los colegios oficiales de médicos provinciales, mientras que el número de presidentes se sitúa en 46. Es decir, el 88,5 por ciento de los que ocupan la presidencia y el 76,3 por ciento de quienes ostentan las vicepresidencias son hombres.

En las juntas directivas, hay un 36 por ciento menos de mujeres que hombres. Además, cuanto más bajo es el rango del puesto, más mujeres pueden encontrarse. Si en las vicepresidencia primera hay 42 hombres y 13 mujeres, la cifra en secretaría y vicesecretaría es de 36 hombres frente a 15 mujeres y 29 frente a 21, respectivamente.

En este contexto, el presidente de la Organización Médica Colegial, el doctor Serafín Romero, que se ha referido al papel de "invisibilidad" de la mujer, ha manifestado su compromiso con la incorporación de "la igualdad de género como un principio básico de la organización".

Así, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha aprobado un decálogo que exhibe su "postura pública sobre el respeto por el principio de igualdad entre mujeres y hombres en la profesión médica y se compromete a trabajar por su cumplimiento en todos los aspectos que afectan a la profesión", según el documento. El último punto de la propuesta informa de la creación de un Observatorio para la igualdad en la profesión médica.

EMPODERAR A LAS MUJERES Y DARLES VOZ

"Llevamos más de 30 años en profesión médica y ya es hora de que se nos vea en puestos de responsabilidad; porque existen los techos de cristal; porque existe una feminización de la precariedad aparte de la brecha salarial; porque faltan políticas de conciliación; porque en los puestos directivos, los grupos heterogéneos trabajan mejor", ha justificado la doctora Hurtado.

"Las mujeres tenemos algo que aportar, porque las mujeres estamos ahí", ha agregado, al tiempo que ha precisado que "el espíritu del decálogo es "empoderar a las mujeres y darles voz".

Entre los puntos que propone el decálogo, que la organización piensa remitir a las Consejerías de Salud de las comunidades autónomas, destacan la promoción de un cambio cultural entre los profesionales médicos en aras de la igualdad, la realización de campañas de corresponsabilidad entre hombres y mujeres o la realización de campañas de sensibilización contra el acoso sexual y/o laboral.

Además, el documento también se refiere a instar a las Administraciones a la promoción e inclusión del enfoque de género en los planes de salud y a que las situaciones de embarazo, alumbramiento, lactancia y acogimiento no supongan merma retributiva alguna.

Para terminar, una proyección de futuro: "que esto que ha hecho la Organización Médica Colegial se replique en otras profesiones, que sea el espejo donde se miren", ha reclamado la presidenta del Colegio de Médicos de Cádiz, la doctora Carmen Sebastianes, que ha concluido que el presente "no es un problema médico, es un problema de la sociedad".