La tasa de verrugas genitales en mujeres jóvenes se desploma gracias a la vacuna contra el VPH

Actualizado 19/04/2013 11:10:58 CET

MADRID, 19 Abr. (EUROPA PRESS) -

La proporción de mujeres jóvenes con diagnóstico de verrugas genitales en Australia ha experimentado un importante descenso gracias a la vacuna contra el VPH, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Nueva Gales del Sur y el Centro de Salud sexual de Melbourne, en Australia, publicado en 'British Medical Journal'.

En 2007, Australia se convirtió en uno de los primeros países en implementar una financiación nacional contra el papilomarivus humano tetravalente o virus del papiloma humano (VPH) para un programa de vacunación para las niñas y las mujeres jóvenes, que ofrece vacunas gratuitas para niñas de 12 a 13 años en las escuelas.

Desde 2007 a 2009 hubo dos nuevos programas de puesta al día: para la población de 13 a18 años y de 18 a 26. La vacuna protege contra los tipos de VPH que causan el 90 por ciento de las verrugas genitales, así como los tipos de VPH que causan cáncer.

Los primeros datos sugieren que dos años después de la introducción de la vacuna, la proporción de diagnósticos de verrugas genitales se redujo en un 59 por ciento en vacunas mujeres de entre 12 a 26 años y un 39 por ciento en los hombres heterosexuales. En el mismo periodo, hubo una disminución significativa en la incidencia de anormalidades cervicales de alto grado en mujeres menores de 18 años.

Los científicos analizaron el efecto del programa de vacunación en la población actual y cinco años después de su creación. Los datos fueron tomados de ocho servicios de salud sexual de Australia y se incluyeron en el análisis a pacientes nacidos en el país que asistieron a alguno de los servicios por primera vez entre enero de 2004 y diciembre de 2011.

El período de estudio se dividió en el previo a la vacunación (2004-2007) y el de vacunación (2007-2011) y los resultados también se fraccionaron en tres grupos de edad: menores de 21 años, de 21 a 30 años y los 30 años o más. Entre 2004 y 2011, 85.770 pacientes fueron atendidos por primera vez, de los cuales 7.686 (el 9 por ciento) fueron diagnosticados con verrugas genitales.

En general, la proporción de mujeres con diagnóstico de verrugas genitales se incrementó durante el periodo previo a la vacunación pasando de un 9 por ciento en 2004 al 10 por ciento en 2007, tasa que luego disminuyó en el tiempo de vacunación al 3 por ciento. En los hombres, la proporción disminuyó inapreciablemente en el tiempo previo a la vacunación del 13 por ciento en 2004 al 12 por ciento en 2007 y de forma notable durante el periodo de vacunación hasta el 7 por ciento.

En las mujeres menores de 21 años, los resultados mostraron que el 9 por ciento fue diagnosticada con las verrugas genitales en 2004 y 11 por ciento en 2007, mientras que durante el periodo de vacunación, la proporción se redujo drásticamente al 0,85 por ciento (13 casos en total), de forma que en 2011, ninguna de las mujeres vacunadas menores de 21 años fue diagnosticada con verrugas genitales. En el mismo año, el 7 por ciento de las no vacunadas de menos de 21 años (161) tuvieron verrugas genitales.

Disminuciones significativas en las verrugas genitales también se observaron en mujeres de 21 a 30 y hombres heterosexuales menores de 21 años y edades de entre 21 y 30 durante el periodo de vacunación. Sin embargo, no se hallaron tendencias significativas en las mujeres o los hombres heterosexuales mayores de 30.

Los autores de este análisis explican que este resultado en los hombres es probablemente debido a la manada-inmunidad (inmunidad que se produce cuando la vacunación de una parte de la población proporciona una medida de protección para las personas que no han desarrollado inmunidad).