El tabaquismo es la principal causa de muerte en personas con enfermedad mental

Cigarrillo, humo, fumador pasivo
Foto: FLICKR/AMAGILL
Actualizado 27/05/2015 14:55:10 CET

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

   El tabaquismo es la principal causa de muerte en personas con enfermedad mental, según ha alertado el presidente de la Sociedad de Patología Dual (SEPD), Nestor Szerman, con motivo de la celebración, el próximo 31 de mayo, del Día Mundial son Tabaco.

MENOR ESPERANZA DE VIDA

   "Los enfermos mentales mueren, de media, hasta 15 años antes que la población general siendo las causas relacionadas con el tabaco las más frecuentes. Hablamos de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer fundamentalmente. Además, en el caso de pacientes con patología dual debe señalarse que otros elementos, como el alto consumo de alcohol y otras sustancias, el escaso cuidado del estado físico y la mala alimentación, aumenta, si cabe, el riesgo de mayor morbimortalidad", ha comentado.

   Ahora bien, prosigue, aunque en los pacientes con patología dual el tratamiento de la adicción al tabaco es "más complicado", porque se suelen producir "múltiples" recaídas en el consumo compulsivo, "no imposible" si son tratados por expertos que sepan atender de forma "intensa" la terapia de ambas manifestaciones.

   "En muchos casos el tabaco les sirve de automedicación o autorregulación neurobiológica a sus problemas de depresión, psicosis, trastornos de personalidad o hiperactividad, entre otras patologías, añade el presidente. Por eso a estos pacientes debe tratarlo un especialista del sistema nervioso central, experto en Patología Dual y no un médico de familia o un neumólogo", ha apostillado.

CAUSAS DE LA ADICCIÓN AL TABACO

   "La causa de la adicción al tabaco es la disfuncionalidad del sistema nicotínico endógeno, alterado en múltiples trastornos mentales. No es adicto quien fuma, pero los individuos con vulnerabilidad a cualquier enfermedad mental (genética, neurobiológica y ambiental) son candidatos a desarrollar una conducta adictiva", ha recalcado el experto.

   Además, Según el NIDA de los Estados Unidos, el 44 por ciento de los cigarrillos que se venden en Estados Unidos son comprados por alguna persona que sufre trastornos mentales. Estos datos han sido replicados en el Reino Unido, donde las cifras halladas (42%) son similares. "En este caso, aclara el psiquiatra, no se trata de un hábito sino de una verdadera enfermedad adictiva", ha aseverado Szerman.

DESTERRANDO MITOS SOBRE EL TABAQUISMO

   Por otra parte, el psiquiatra del Hospital Dr. Peset de Valencia y vocal de Relaciones Internacionales de la SEPD, José Martínez-Raga, ha avisado de que existen algunos mitos que han contribuido a que perdure y "no se aborde adecuadamente" el problema del tabaco en pacientes con otra patología mental.

   Así, ha negado que estos enfermos fumen porque "se aburren", explicando que la nicotina tiene un alto poder "reforzante/adictivo" en esta población porque mejora síntomas afectivos, perceptivos y cognitivos y podría mejorar algunos trastornos mentales. "Los pacientes fuman por la nicotina y mueren por el tabaco", ha matizado.

   Además, ha informado que estudios realizados en pacientes ingresados y en régimen ambulatorio han sugerido que su interés en dejar de fumar se aproximan a la población general, aunque tienen más dificultades para conseguirlo, para lo cual ha subrayado la importancia del tratamiento realizado por expertos que consigan aumentar su motivación.

  TRATAMIENTOS PARA LA ADICCIÓN AL TABACO

   "El tratamiento para la adicción al tabaco debe estar integrado dentro del abordaje global del paciente", ha aseverado, para indicar que la terapia de la adicción al tabaco con instrumentos adecuados, en pacientes en tratamiento por otro trastorno mental (con diversos diagnósticos psiquiátricos) no agrava los síntomas de estos ni conlleva un mayor riesgo de hospitalización.

   "A todo paciente psiquiátrico, con o sin patología dual se le debe recomendar que deje de fumar. Pueden aplicarse con normalidad los tratamientos psicológicos y farmacológicos que han mostrado ser eficaces, además que dejar de fumar no interfiere con los otros tratamientos que se están llevando a cabo", ha zanjado Martínez-Raga.