Actualizado 13/12/2010 13:52 CET

El tabaco causa al fumador pasivo un daño inmediato en los pulmones

Tabaco
WIKIMEDIA COMMONS

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

El daño celular y la inflamación de los tejidos producidos por el humo de tabaco en los fumadores pasivos son "inmediatos" y la exposición repetida debilita la capacidad del cuerpo para "sanar el daño", según un estudio publicado por el 'Surgeon General' de Estados Unidos y destacado en España por el Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT).

"Los productos químicos en el humo del tabaco llegan a los pulmones rápidamente cada vez que se inhalan causando daño inmediato y la inhalación de la más mínima cantidad de humo de tabaco también puede dañar su ADN, que puede conducir al cáncer", indica la investigación titulada '¿Cómo el humo del tabaco causa la enfermedad?'.

El informe también explica por qué no es fácil dejar de fumar. Según las investigaciones realizadas, los cigarrillos en la actualidad liberan nicotina "con mayor rapidez y eficacia que los cigarrillos de hace años", aseguran los autores del estudio a partir de la evidencia científica acumulada en los últimos 25 años en Estados Unidos.

Asimismo, el informe describe cómo el delicado revestimiento de los pulmones se inflama en cuanto se expone a la mezcla de químicos en el humo del cigarrillo y cómo esos mismos químicos dañan rápidamente los vasos sanguíneos y hacen que la sangre sea más propensa a coagularse.