Actualizado 18/08/2008 18:55 CET

Los supervivientes a la 'gripe española' de 1918 estuvieron inmunizados de por vida



   WASHINGTON, 18 Ago. (OTR/PRESS) - 


La conocida como 'Gripe española' acabó en 1918 con la vida de alrededor de 40 millones de personas, pero también dotó a los supervivientes de una inmunidad de por vida.

Así lo han descubierto nuevas investigaciones de científicos de la Universidad de Vanderbilt (Estados Unidos), gracias a las que se ha llegado a la conclusión de que aquellos que no se vieron afectados por esta dolencia todavía hoy, 90 años después de la tragedia, continúan protegidos de la cepa. Este descubrimiento, señalan los expertos, podría ser una valiosa arma terapéutica en el caso de una pandemia gripal similar en el futuro.

   "Hemos recolectado de 32 supervivientes de esta pandemia ocurrida en 1918, los anticuerpos generados naturalmente por estas personas para hacer frente a la 'gripe española'", explicó el doctor Christopher Basler, profesor de Microbiología en la 'Mount Sinaí School of Medicine. Estas células extraídas de los supervivientes, se inyectaron en ratones infectados con el mismo virus que asoló el mundo en 1918, lo que llevó a los científicos a percatarse de que estos anticuerpos "no sólo continúan en el organismo desde entonces, sino que permanecen activos, hasta el punto de que son capaces de neutralizar la infección nueve décadas después".

   Esto se debe, dijo Basler, a que sus células B, aquellas encargadas de crear los anticuerpos para la 'gripe española', siguen produciendo después de tantos años aquellos que luchan contra esta enfermedad, porque tras lo vivido, el cuerpo continúa preparándose ante la posible llegada de una pandemia similar.

   De este modo, este descubrimiento supondría un avance en el mundo de la protección humana ante las plagas, explican los especialistas que han intervenido en esta investigación en un artículo publicado en la revista 'Nature' recogido por otr/press. Así, cree que el estudio realizado con la pandemia de 1918 "indica que los anticuerpos originados para determinadas infecciones siguen siendo eficaces un siglo después de la exposición" al virus que la genera, por lo que este descubrimiento podría ser un arma terapéutica en el caso de que un virus similar al de 1918 volviera a surgir", puntualizó James Crowe, miembro del equipo de investigación.

UNA TRAGEDIA

   La 'Gripe española' fue una de las pandemias más fuertes de la historia, debido al gran número de víctimas que dejó a su paso.  Estuvo causada por un brote de Influenza virus A del subtipo H1N1 que mató entre 50 y 100 millones de personas en todo el mundo entre 1918 y 1919, muchas de las cuales fueron adultos jóvenes y saludables, a diferencia de otras epidemias de gripe que afectan a niños, ancianos o personas debilitadas.

   Según se cree, la cepa comenzó en Kansas (Estados Unidos) y los Aliados en la Primera Guerra Mundial la llamaron 'Gripe española' porque la pandemia recibió una mayor atención de la prensa en España que en el resto del mundo, ya que nuestro país no se vio involucrado en la guerra y por tanto no censuró la información sobre la enfermedad.

   Entre las múltiples investigaciones que se han realizado a lo largo de esta siglo de historia, en la mayoría los científicos emplearon muestras de tejido de víctimas congeladas para reproducir el virus, sin embargo siempre ha habido cierta controversia respecto a las bondades de estas investigaciones. Una de las conclusiones de la investigación fue que el virus mata a causa de una tormenta de citocinas, lo que explica su naturaleza extremadamente grave y el poco común perfil de edad de las víctimas.