La supervivencia de los pacientes con desfibriladores coincide con las expectativas del ensayo

Actualizado 01/01/2013 23:00:25 CET

MADRID, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los pacientes con un desfibrilador cardiaco implantable en la práctica diaria han tenido los mismos beneficios de supervivencia que los que recibieron los mismos dispositivos en ensayos clínicos cuidadosamente controlados, según un nuevo estudio, 'Journal of the American Medical Association'.

Liderados por el Instituto de Investigación Clínica Duke, el equipo de la investigación utilizó datos de un gran registro nacional del programa de cobertura de seguridad social administrado por el Gobierno norteamericano Medicare para evaluar la supervivencia de los pacientes tratados con desfibriladores, que se usan comúnmente para prevenir la muerte súbita cardiaca.

Dado que los participantes de los ensayos clínicos tienden a recibir una atención más meticulosa y están más sanos que los pacientes atendidos en la práctica clínica, los beneficios reales de los nuevos fármacos y dispositivos médicos pueden ser menos positivo de lo inicialmente reportado. Pero no ocurre así en el caso de los desfibriladores, al menos cuando se comparan pacientes con características similares, tanto en los ensayos clínicos como en la práctica real.

La autora principal, Sana M. Al-Khatibun, electrofisióloga y miembro del Instituto Duke afirma: "Hemos demostrado que los pacientes en la práctica real que reciben un desfibrilador pero que no están controlados en el mismo nivel que en los ensayos clínicos tienen resultados similares de supervivencia en comparación con los pacientes que recibieron un desfibrilador en los ensayos clínicos".

El grupo de investigación liderado por Duke comparó más de 5.300 pacientes reales frente a más de 1.500 pacientes que se habían matriculado en dos grandes ensayos clínicos de estos dispositivos. Los dos grupos tuvieron similares tasas de supervivencia a dos años y tres años y los receptores ordinarios tuvieron mejor supervivencia que los pacientes en el ensayo clínico, que no reciben un desfibrilador.