Sugieren la relación beneficiosa entre algunos fármacos que actúan en el sistema nervioso y la producción de tejido óseo

Actualizado 17/10/2012 17:01:01 CET
EUROPA PRESS/HOSPITAL CARLOS HAYA MÁLAGA

SEVILLA, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un estudio multicéntrico realizado por especialistas de la Unidad de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital Carlos Haya de Málaga sugiere que algunos fármacos que actúan sobre el sistema nervioso tienen efectos beneficiosos en la producción de tejido óseo.

Los primeros resultados de esta investigación, en la que participan también radiólogos y neurólogos del centro hospitalario e investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de McGill (Canadá), se han presentado precisamente en el Congreso Anual de la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología, celebrado la pasada semana en Málaga.

Este hallazgo, que apunta a la existencia de algún tipo de control neuroendocrino en la producción de tejido óseo, ha abierto una línea de investigación en la búsqueda de esa posible conexión entre algunos fármacos con acciones neurológicas y su relación con un menor riesgo de sufrir fracturas óseas. En concreto, se ha observado que algunos fármacos que estimulan un determinado grupo de neuronas tienen también un efecto positivo sobre el metabolismo óseo, aspecto éste no estudiado hasta ahora.

La investigación, realizada en pacientes mayores de 75 años, mostró que los pacientes en tratamiento con fármacos que actúan sobre el sistema nervioso central tenían menor riesgo (hasta un 58% menos) de sufrir una fractura de cadera en comparación con los pacientes que no tomaban esos fármacos.

Los resultados de esta investigación se han publicado también recientemente en dos prestigiosas revistas de alto impacto científico; 'Journal of Bone and Mineral Research' y 'Nature Reviews: Endocrinology', además de ser noticia destacada en la prensa canadiense.

Para los autores de este trabajo, los hallazgos obtenidos abren nuevos horizontes en el tratamiento de la osteoporosis y otras enfermedades del tejido óseo, y mejoran los conocimientos sobre el metabolismo del hueso y la relación entre éste y el sistema nervioso, siendo necesarios más estudios para profundizar en este campo.