Publicado 24/06/2022 10:31

Las subvariantes BA.4 y BA.5 son menos vulnerables a inmunidad por vacunación e infección previa

Imagen de microscopio electrónico de transmisión de partículas del virus del SARS-CoV-2 emergiendo de la superficie de una célula cultivada en el laboratorio.
Imagen de microscopio electrónico de transmisión de partículas del virus del SARS-CoV-2 emergiendo de la superficie de una célula cultivada en el laboratorio. - NIAID

MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) -

Médicos-científicos del Beth Israel Deaconess Medical Center (Estados Unidos) han concluido que las tres subvariantes de ómicron actualmente dominantes, conocidas oficialmente como BA.2.12.1, BA.4 y BA.5, escapan sustancialmente a los anticuerpos neutralizantes inducidos tanto por la vacunación como por la infección previa.

En su trabajo, publicado en la revista científica 'New England Journal of Medicine', estos investigadores evaluaron las respuestas de los anticuerpos a múltiples subvariantes de ómicron en 27 personas vacunadas y con dosis de refuerzo y en 27 que habían contraído previamente la COVID-19.

Las respuestas de anticuerpos neutralizantes frente a las variantes BA.4 y BA.5 fueron aproximadamente 20 veces menores que frente a la cepa original WA1/2020 y 3 veces menores que frente a las subvariantes de ómicron BA.1 y BA.2.

"Nuestros hallazgos sugieren que las variantes de ómicron han seguido evolucionando. Esto tiene importantes implicaciones para la salud pública y proporciona el contexto inmunológico para los aumentos actuales entre las poblaciones con altas tasas de vacunación e infección previa", ha apuntado el autor principal del trabajo, el doctor Dan H. Barouch.

Contador