Stanpa destaca el compromiso de la industria cosmética europea con la eliminación de los ensayos con animales

Actualizado 11/03/2013 17:39:54 CET

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) ha destacado el compromiso de la industria cosmética europea con la eliminación de los ensayos clínicos con animales y ha recordado que hace "más de veinte años" que las empresas europeas utilizan ensayos alternativos con productos cosméticos y "no hacen experimentos con animales".

La asociación se ha pronunciado así después de que la Unión Europea haya prohibido, desde este lunes, la venta de cosméticos para cuya elaboración se experimente con animales, tras varios años en los que las limitaciones se han ido introduciendo progresivamente, impidiendo primero las pruebas con animales de cosméticos terminados y, más tarde, los 'test' de ingredientes.

En este sentido, Stanpa ha asegurado que la industria cosmética europea, en su conjunto, ha liderado el respeto a los animales en investigación y, desde hace décadas, es el "mayor promotor" de la investigación en ensayos alternativos, situándose actualmente a la "vanguardia" en el estudio de nuevos métodos homologados, efectivos e innovadores de investigación.

De hecho, según ha comentado, aparte de las inversiones de las compañías, la industria cosmética europea ha aportado colectivamente, en los últimos dos años, "más de 50 millones de euros" en métodos alternativos (Proyecto Seurat 1) y en la actualidad mantiene su apoyo con recursos para el nuevo programa de investigación 'Horizonte 2020'.

Concretamente, en el año 93 Europa incorporó una Norma (Directiva 93/35/CE) que generó un "gran cambio" de modelo en la investigación, adaptando progresivamente nuevos métodos informáticos o de laboratorio. De esta forma, ha proseguido, el cese "total" para ensayos en productos cosméticos en Europa llegó en Europa hace ya casi diez años, en 2004.

"Con el fin de continuar respondiendo a determinadas cuestiones científicas, y sólo en determinados casos, como la investigación de nuevos ingredientes, esta prohibición se amplió a 2009 y, únicamente para cuestiones relacionadas con la investigación sobre la seguridad, el plazo contemplaba hasta el presente mes de marzo de 2013", ha señalado, para lamentar que, pese a ello, "hay 'gaps' científicos que aún no están completamente resueltos, por lo que habrá que seguir trabajando con las autoridades para seguir ofreciendo las máximas garantías al consumidor en el futuro".