Actualizado 12/09/2007 13:14 CET

Soria no valora las "discrepancias" de Solbes sobre su plan de salud bucodental porque "ocurren todos los años"

MADRID 12 (EUROPA PRESS)

El ministro de Sanidad y Consumo, Bernat Soria, señaló hoy, sobre la negativa valoración del vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, a su plan de salud bucodental, que "estas discrepancias ocurren todos los años y ocurrirán siempre".

Asimismo, antes de la comparecencia en el seno de la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados, alabó el trabajo de Solbes y advirtió que mantiene conversaciones constantes con el ministro de Economía. De igual modo, afirmó que el Gobierno actual es "transparente", por lo que considera normal que las opiniones del resto de ministros "aparezcan en prensa".

En cuanto las "críticas" de la secretaria ejecutiva de Política Social y Bienestar del Partido Popular, Ana Pastor, sobre el plan bucodental, el ministro reconoció que "van en el salario", y, en cualquier caso, manifestó que comparte su opinión sobre que el trabajo que debe desarrollar el Ministerio es, como señaló ayer Pastor, arreglar los problemas de la Sanidad española.

Por otra parte, sobre su posible viabilidad recordó que el Consejo Interterritorial aprobó el plan de salud Bucodental en 12 comunidades autónomas.

En estos momentos, el ministro comparece en el Congreso para informar sobre las líneas generales de la política de su departamento y sobre las políticas, proyectos y medidas que se pondrán en marcha hasta el final de la legislatura.

Lo más leído

  1. 1

    ¿Cómo viajan las nubes de tos con COVID-19? ¿Qué pasa si llevas mascarilla? ¿y si no?

  2. 2

    Montero asegura que la subida del IVA a las bebidas azucaradas es una medida "sanitaria y no recaudatoria"

  3. 3

    España supera el millón de contagios de Covid-19, 6.114 en las últimas 24 horas

  4. 4

    España recibirá 31 millones de dosis de la vacuna de Covid-19 de AstraZeneca entre diciembre y junio de 2021

  5. 5

    El INE contabiliza 57.817 muertes más de las esperadas en 2020, 23.607 más que las notificadas por COVID-19