La solidaridad de tres pueblos andaluces se une para ayudar a un niño de dos años con una enfermedad congénita

Actualizado 05/11/2008 10:34:20 CET
EP

BORNOS (CÁDIZ), 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Tres pueblos andaluces --Bornos, en Cádiz y Las Cabezas de San Juan y Utrera, en Sevilla-- se han unido en solidaridad por un niño de 2 años que padece una enfermedad congénita que afecta a sus nervios y le impide moverse, con el fin de recaudar el dinero necesario para poder operarse en una clínica de Londres.

Kevin nació un 5 de noviembre "aparentemente bien" pero a los seis meses sus padres empezaron a notar "algo raro" en el menor. "El niño no sujetaba bien el cuello", explicó su madre, María Rosa García, en declaraciones a Europa Press Televisión.

"En ese momento lo llevamos al hospital de Jerez de la Frontera para saber lo que le pasaba al niño, pero allí cogió una neumonía hipomielinizante y le tuvieron que hacer una traqueotomía. Tras varias pruebas, los médicos nos dijeron que nos preparáramos porque tenía una enfermedad muy grave", explicó María Rosa.

Asimismo, indicó que fue entonces cuando decidieron llevarlo a Sevilla, donde le hicieron "una biopsia del nervio", tras permanecer "ocho meses" ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), y le confirmaron que la enfermedad de su hijo "no tiene cura en España".

"NO TIENE CURA EN ESPAÑA"

En este sentido, María Rosa apuntó que Kevin necesita que le hagan una prueba que dé con el gen causante de su enfermedad, pero "al no tener cura en España, la Seguridad Social no le da prioridad y está tardando mucho". Por ello han recurrido a una clínica de Londres que, a través de una asociación madrileña, se ha interesado del caso del pequeño.

"Nosotros no podemos esperar porque no sabemos cómo estará mi hijo el años que viene. El problema es que necesitamos saber cuál es el gen causante de la enfermedad para que en Londres puedan hacer algo por él, aunque sabemos que fuera es todo a base de dinero", aseveró María Rosa.

El día a día de este pequeño es "muy difícil", cada vez está más grande y apenas puede moverse. "Al principio movía los pies y las manitas, pero el niño va hacia atrás, cuanto más crece y engorda va a peor", lamentó su madre, por lo que añadió que lo único que quieren es que el tratamiento sea lo más rápido posible y puedan llevarlo cuanto antes a Londres "para que no se atrofie".

La historia de Kevin ha conmovido a los que lo conocen. Desde Las Cabezas de San Juan (Sevilla), donde residen sus abuelos maternos, como Bornos (Cádiz), donde nació el pequeño, pasando incluso por el pueblo sevillano de Utrera que también se ha querido sumar a esta buena causa.

A través de festivales, como el que celebrará La Cabezas de San Juan este sábado, partidos de fútbol benéficos y la solidaridad de personas anónimas, esta madre sevillana trata de no perder la esperanza para poder ver a su hijo el próximo año celebrando por estas fechas su tercer cumpleaños.