Publicado 30/09/2021 16:14CET

La situación actual de la medicina rural "es bastante mala y el futuro se presenta mucho peor", advierte SEMERGEN

Archivo - Varias decenas de personas participan en una manifestación por una sanidad rural de calidad, a 17 de julio de 2021, en Sepúlveda, Segovia, Castilla y León (España). Esta movilización ha sido convocada por la Coordinadora para el desarrollo integ
Archivo - Varias decenas de personas participan en una manifestación por una sanidad rural de calidad, a 17 de julio de 2021, en Sepúlveda, Segovia, Castilla y León (España). Esta movilización ha sido convocada por la Coordinadora para el desarrollo integ - Rafael Bastante - Europa Press - Archivo

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

La situación actual de la medicina rural "es bastante mala", ha afirmado el doctor Pablo Antonio Martínez Barseló, presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) en Aragón, quien advierte de que "el futuro se presenta todavía mucho peor a no ser que la Administración se implique y se comprometa a explorar todos los caminos posibles para dar una solución satisfactoria tanto a los pacientes como a los profesionales sanitarios".

En estos términos se ha referido en n la mesa ¿Le quedan oportunidades a la Medicina Rural en la España vacía?, en el 42º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), en la que se ha incidido muchoen que la medicina rural, que se encuentra en un momento muy delicado y si no se toman medidas urgentes para atraer médicos en estas zonas, irán desapareciendo.

En la misma línea habla el doctor Francisco Vicente Martínez García, presidente de SEMERGEN Castilla y León, para quien la situación de la medicina rural actualmente "es un problema que se nos ha echado encima sin que la Administración hiciera caso a los avisos que le llegaban de todos los estamentos médicos". "Hay que revertir la situación cuanto antes" y, para ello, es fundamental potenciar y visibilizar la medicina rural porque "si queremos pueblos y que estos pervivan, necesitamos médicos rurales".

Para cambiar 4esta situación, es necesario una incentivación económica, formativa, social y tecnológica para que los jóvenes médicos decidan desarrollar su labor profesional en el ámbito rural. Así lo destaca el doctor Javier Marzo Arana, médico de familia y Asesor Técnico de la Dirección General de Asistencia Sanitaria, que considera que hay que tener "una visión de esperanza en la medicina rural, que tiene que seguir siendo de calidad. Hay que cambiar el paradigma actual para que las jóvenes generaciones de MIR se forman en nuestra especialidad y la vean como un punto de desarrollo profesional atractivo".

Vicente Martínez García destaca la importancia de impulsar "la capacidad resolutiva y dotar de mejores medios que sirvan de estímulo. Es vital mejorar lo medios técnicos, ofertar rotaciones de formación periódica para variar en el tipo de actividad que se realiza". Mientras que para la doctora Laia Homedes Celma, médico rural y miembro del grupo de trabajo de Diabetes de SEMERGEN, hay que incrementar el presupuesto "tanto en las infraestructuras como en las instalaciones de los consultorios y debe mejorarse el material clínico y tecnológico de dichas zonas".

Contador