Publicado 06/03/2020 14:49:20 +01:00CET

Los sindicatos médicos piden un complemento temporal que subsane el "agravio" en las médicas embarazadas

Embarazada, médicos, consulta
Embarazada, médicos, consulta - GETTY/KATARZYNABIALASIEWICZ - Archivo

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha pedido al Minsiterio de Sanidad que introduzca un complemento temporal en forma de coeficiente corrector que se aplique sobre la media de guardias de los meses anteriores al inicio de la adaptación del puesto de trabajo para que la pérdida retributiva que se produce para la mujer en la situación de embarazo y acumulo de lactancia se "subsane y no dependa de la aplicación que haga una determinada comunidad autónoma".

"Instamos a que el Ministerio asuma su papel de garante de la cohesión en el Sistema Nacional de Salud y no penalice a la mujer por ser madre. Entendemos que es una medida que tiene que fijarse a nivel estatal, pero mientras se articula, instamos a las comunidades autónomas a que empiecen a valorar e introducir este complemento", reclaman a través de un comunicado con motivo del Día Internacional de la Mujer, que se celebra este domingo 8 de marzo.

Según el último informe publicado sobre Demografía Médica del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), el número de mujeres en Medicina se ha duplicado desde principios de siglo, pasando de 67.713 a 127.979 en 2017. Actualmente entre los médicos en activo el 52,4 por ciento son mujeres, la mayoría de ellas menores de 55 años, un porcentaje que "se elevará notablemente con las numerosas jubilaciones que se prevén en los próximos años, que provocarán que el porcentaje de feminización en la medicina se acerque al 70 por ciento", según CESM. Con estos datos, España se sitúa por encima del promedio de feminización europeo.

La situación es parecida respecto a los médicos en formación, puesto que ya en las facultades de Medicina la presencia femenina supera el 70 por ciento del total del alumnado matriculado. Según datos del Ministerio de Sanidad, en el MIR de 2018 el 62 por ciento de las aspirantes eran mujeres, llegando al 64,1 por ciento en la prueba de 2019. Entre los médicos residentes, ellas ocupan el 66,1 por ciento de las plazas, con especialidades especialmente feminizadas como Bioquímica Clínica, Pediatría, Alergología, Obstetricia y Ginecología y Geriatría.

Por otro lado, ser mujer también es un factor a tener en cuenta en la lacra de las agresiones a médicos. Según el último informe del Grupo de Trabajo Técnico sobre Agresiones a Profesionales del Sistema Nacional de Salud (SNS), en 2018 se produjeron 9.741 agresiones, de las que 5.117 fueron sufridas por médicas, llevándose la peor parte los facultativos del área hospitalaria.

Respecto a las condiciones laborales en el ámbito médico, CESM reconoce que "no existen diferencias retributivas entre hombres y mujeres", pero ellas "sí cuentan con un agravio vinculado a una situación inherente a la mujer como es el embarazo, donde se readapta el puesto de trabajo o se eliminan situaciones de riesgo, casi siempre vinculadas a mermas retributivas y de desarrollo profesional, en algunos casos obligando a situaciones de Incapacidad Temporal (IT) para evitar esa merma".

Para leer más