Publicado 08/06/2020 10:44CET

Los sindicatos exigen a Ayuso el cese de Escudero por su "desprecio" hacia los profesionales

El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante su intervención en el pleno de la Asamblea de Madrid, en Madrid (España), a 28 de mayo de 2020.
El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, durante su intervención en el pleno de la Asamblea de Madrid, en Madrid (España), a 28 de mayo de 2020. - Pool

Piden que los 10.100 contratos de refuerzo sean "plantilla estructural", reactivar oposiciones, plan de choque en Primaria y jornada de 35 horas

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos de la Mesa Sectorial de Sanidad (SATSE, CCOO, Amyts, CSIT Unión Profesional y UGT) han reclamado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que destituya para crear una nueva etapa al consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, y la directora general de Recursos Humanos de este departamento, Raquel Sampedro, por su "desprecio" a los profesionales durante la crisis del Covid-19.

Por otro lado, han exigido al Ejecutivo autonómico, una vez superada la fase "más crítica" de esta crisis sanitaria, la recuperación de la Jornada laboral de 35 horas semanales, que se reconviertan los 10.100 contratros de refuerzo ante el Covid-19 en "plantilla estructural" y, un plan de choque en Atención Primaria y que se reactiven las oposiciones para estabilizar el empleo en el sector sanitario.

"Entendemos que es el momento de plantear a la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, la necesidad de hacer un cambio al frente de esta Consejería y de su Dirección General de Recursos Humanos", han manifestado las organizaciones sindicales de la Mesa Sectorial en un comunicado conjunto.

En su escrito, los sindicatos creen que, una vez superado el peor momento de la crisis del coronavirus, ha llegado el momento de "retomar la actividad asistencial normal" en los centros sanitarios, haciendo "compatible" la alerta ante la evolución de la pandemia con la "vuelta a la actividad sanitaria que necesitan y demandan los profesionales y sobre todo los pacientes".

"En esta vuelta a la normalidad también es imprescindible volver al ejercicio de la representación legítima de los intereses de los trabajadores, retomar la actividad normal de la Mesa Sectorial como único ámbito de negociación posible, y seguir avanzando en los temas que han quedado en suspenso por causa de la epidemia", han agregado.

Por ello, han exigido con carácter urgente un foro negociador para plasmar la recuperación de la jornada de 35 horas semanales, la reactivación de oposiciones, la inclusión de los 10.100 profesionales de refuerzo como plantilla estructural de cara a paliar la "infradotación" de las plantillas actuales y avanzar en la carrera profesional con nuevas convocatorias y el abono al personal no fijo del Servicio Madrileño de Salud.

A ello han añadido el impulso de un plan de choque para la Atención Primaria y la culminación del proceso de movilidad voluntaria, el abono de la productividad variable de 2019 al cien por cien de cuantías y sin evaluación previa, en reconocimiento a la labor desempeñada por todos los profesionales en esta crisis sanitaria.

Otra de sus reivindicaciones es el lanzamiento de las ofertas de estatutarización voluntaria pendientes, actualización del acuerdo de permisos, licencias y vacaciones, una mesa monográfica de Urgencias y Emergencias, bolsas únicas centralizadas de empleo en las categorías laborales que no tienen actualmente este sistema, el avance acordado de medidas de conciliación y convocatorias de empleo singulares.

Además, han manifestado su "profundo malestar" con el desarrollo de las relaciones con la administración mantenidas en esta etapa, tanto con el consejero como con la directora general de Recursos Humanos.

"Se ha tenido un distanciamiento patente, que refleja el menosprecio de la administración sanitaria madrileña hacia sus profesionales en este momento de máxima crisis, dónde no se nos ha convocado nada más que cuando lo entendían imprescindible desde la administración, manejando a su antojo las reuniones en cuanto a periodicidad, orden del día, tiempo, temas a tratar... El estado de alarma no faculta para pasar por encima del derecho de representación, algo que de forma constante han hecho desde la Administración", han apostillado.

Los sindicatos han sostenido que la interlocución, que en estos momentos era "imprescindible", ha sido "nula y está derivando de forma precipitada en una situación cada vez más difícil de reconducir".

"Un nuevo menosprecio más en la falta de reconocimiento hacia los profesionales en esta difícil etapa ha sido la aplicación más estricta del derecho a la excedencia por cuidado de hijos o familiar a cargo, haciéndolo en el momento en el que más daño hace a los profesionales. Una falta absoluta de sensibilidad, que en ningún caso se merecen", han zanjado las organizaciones sindicales.

Al respecto, han criticado la falta de información por parte de la Administración y de las Gerencias en los centros durante la pandemia, para añadir que también han denunciado y exigido medios de protección suficientes para hacer frente a la enfermedad.