Publicado 16/11/2020 19:42CET

Simón ve inconvenientes en realizar test de antígenos de COVID-19 en las farmacias

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ofrece una rueda de prensa para informar sobre la evolución de la pandemia de coronavirus
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ofrece una rueda de prensa para informar sobre la evolución de la pandemia de coronavirus - EUROPA PRESS/R.Rubio.POOL - Europa Press

MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha advertido de los inconvenientes que puede producir realizar test de antígenos de COVID-19 en las farmacias, tal y como ha planteado este lunes la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés.

La responsable catalana ha anunciado que está trabajando con la red de farmacias catalana para que puedan realizar también los test de antígenos de diagnóstico de coronavirus. Vergés ha matizado, no obstante, que necesitan de la autorización de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad.

El coordinador de la unidad de seguimiento de COVID-19 en Catalunya, Jacobo Mendioroz, ha argumentado que tienen que garantizar que las personas que realizan las pruebas están protegidos, que los espacios son correctos para su realización y que se asegura la privacidad de los pacientes. Así, ha avanzado que elaborarán un documento marco para determinar todas esta condiciones que cercioren que los test de antígenos se realizarán y se interpretarán "con todas la garantías" epidemiológicas y de seguridad.

En rueda de prensa este lunes, Fernando Simón ha señalado las "connotaciones" que tendría la aplicación en farmacias de estas pruebas. "Estos test requieren de una muestra que, para garantizar su calidad, no las puede hacer cualquiera", ha recordado en primer término el epidemiólogo del Ministerio de Sanidad.

Según Simón, su realización implica "problemas", por ejemplo, de cuestiones competenciales a la hora de toma de muestras y lectura del resultado, junto a la cuestión de quién podría acudir o no a la farmacia para realizarse el test. Así, ha advertido de la situación de personas que ya tienen síntomas, que no deberían salir de su domicilio para evitar contagiar a otros.

"No podemos pensar que una persona con síntomas se vaya a una farmacia y se haga la prueba. Las farmacias deberían tener un circuito COVID. Tienen el riesgo de que su propio personal se pueda infectar y perder a sus trabajadores. Hay muchos componentes... Tenemos que ser conscientes de los riesgos asociados", ha comentado.

En este sentido, se ha remitido a los expertos para juzgar, en última instancia, si todos estos riesgos asociados y otros podrían ser salvables con algún tipo de protocolo. "Si no se pueden solucionar no se pueden solucionar. Se tendrán que valorar correctamente por los expertos", ha concluido.

Contador

Para leer más