Publicado 26/07/2022 15:21

SESPAS pide a Sanidad que implemente "de inmediato" el Plan Integral de Prevención del Tabaquismo

Archivo - La ministra de Sanidad, Carolina Darias, asiste al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) de este miércoles, en Madrid (España), a 23 de marzo de 2022.
Archivo - La ministra de Sanidad, Carolina Darias, asiste al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) de este miércoles, en Madrid (España), a 23 de marzo de 2022. - MINISTERIO DE SANIDAD - Archivo

MADRID, 26 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) ha solicitado al Ministerio de Sanidad que ejecute "de inmediato" el Plan Integral de Prevención del Tabaquismo que ya tiene diseñado, y ha pedido a las comunidades autónomas y las autoridades locales que ejerzan sus competencias para avanzar en el control del tabaquismo, dado que su acción decidida contribuiría de "forma decisiva" a evitar muertes y sufrimiento evitable.

En España, según la última Encuesta Nacional de Salud todavía fuma diariamente el 19,8 por ciento de la población adulta, y un 2,3 por ciento lo hace de manera ocasional. El porcentaje de fumadores diarios es del 16,4 por ciento entre las mujeres y del 23,3 por ciento entre los hombres. Si nos ceñimos a la población entre 15 y 64 años, la Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES) establece una prevalencia del 32,3 por ciento en el consumo diario de tabaco.

El uso de tabaco se asocia a una elevada mortalidad prematura que causa más de 50.000 muertes de fumadores por enfermedades atribuibles al tabaquismo, a las que hay que añadir las defunciones de personas no fumadoras expuestas al humo ambiental del tabaco.

Aunque a lo largo de los últimos años se ha venido observando en nuestro país una reducción en la prevalencia del tabaquismo, el uso de tabaco y otros productos relacionados sigue representando una elevada carga en términos de enfermedad, fallecimientos prematuros y pérdidas para el conjunto de la sociedad, especialmente inaceptables por el hecho de que se conocen diferentes medidas para la prevención y el control del tabaquismo que han demostrado su efectividad en diferentes países.

En España, las valientes medidas legislativas que se aprobaron a finales de 2005 y que completaron su desarrollo a finales de 2010 contribuyeron eficazmente a reducir la promoción de productos del tabaco y la exposición al humo ambiental en entornos públicos cerrados, propiciando reducciones de la prevalencia del tabaquismo, reduciendo significativamente el inicio del tabaquismo en la adolescencia y favoreciendo mejoras en la salud del conjunto de la población fumadora y no fumadora.

"Lamentablemente, el impacto beneficioso de esas medidas implantadas hace más de una década en España ha ido debilitándose por diferentes razones, entre las que se cuentan las estrategias de una industria tabaquera que ha utilizado algunas brechas en la normativa para promover el uso de diferentes productos como la picadura de tabaco, los productos del tabaco por calentamiento, las preparaciones para pipa de agua ("cachimba") o los cigarrillos electrónicos", ha dicho la organización.

El éxito de las medidas orientadas a favorecer entornos libres de humo de tabaco justifica la oportunidad de extender la prohibición de fumar a diferentes espacios públicos y privados en los que los riesgos derivados de la exposición al humo ambiental afectan especialmente a menores y otras personas vulnerables.

Contador