Publicado 18/10/2021 12:22CET

SESPAS defiende que el Centro de Salud Pública debe tener "alta capacidad técnica y ser independiente"

La directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, interviene en un encuentro informativo ‘Presente y futuro de la salud mental en España’ organizado por Europa Press y Angelini Pharma, a 27 de septiembre de 2021, en Madrid, (España).
La directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, interviene en un encuentro informativo ‘Presente y futuro de la salud mental en España’ organizado por Europa Press y Angelini Pharma, a 27 de septiembre de 2021, en Madrid, (España). - Marta Fernández Jara - Europa Press

MADRID, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) ha defendido que el futuro Centro Estatal de Salud Pública debe tener "alta capacidad técnica y ser independiente".

Ante el anuncio del Gobierno sobre la inminente creación de un Centro Estatal de Salud Pública, SESPAS organizó un grupo de trabajo con personas expertas, procedentes de diversos ámbitos relacionados con la salud pública y de sus diez sociedades científicas federadas.

A este grupo se le encomendó la tarea de elaborar un informe que recoge propuestas concretas orientadas a facilitar las decisiones sobre el diseño y funciones de esta nueva institución, desde una perspectiva científica, técnica e independiente.

En su informe, concluyen que la forma jurídica "óptima" de esta nueva institución debería ser la de "Agencia", que "habilita para el ejercicio de potestades administrativas y facilita la autonomía, la agilidad y la flexibilidad en la gestión, la transparencia, la rendición de cuentas y la evaluación por resultados".

En concreto, su propuesta es "una Agencia Estatal de Salud Pública adscrita al Ministerio de Sanidad, con una estructura organizada en red, que requeriría para su funcionamiento de un nodo coordinador, 17 nodos autonómicos y una serie de nodos temáticos y técnicos".

Asimismo, creen que la Agencia debe configurarse como "un centro de excelencia que refuerce la inteligencia colectiva de la salud pública en España". "Su objetivo principal es liderar y coordinar la mejora cualitativa y cuantitativa de las funciones esenciales de salud pública que le sean asignadas y el apoyo catalizador a las implementadas en el conjunto del sistema de salud pública español", detallan.

También creen que la Agencia Estatal de Salud Pública debe ser "una institución clave para poner en la agenda pública la necesidad de diseñar políticas que aborden los retos de salud y sostenibilidad del siglo XXI".

"Para ello deberá convertirse en un referente para gobiernos y parlamentos, para sectores productivos y de servicios (como alimentación o turismo), para entidades sociales y ciudadanas, para empresas y trabajadores, para profesionales e investigadores de la amplia variedad de disciplinas relacionadas con la salud pública, así como para la ciudadanía", insisten al respecto.

En suma, defienden que la creación de este ente "es una oportunidad para trasformar las políticas de salud y mejorar la salud de la población española, además de constituirse en una pieza clave en la Estrategia Nacional de Largo Plazo (España 2050)". "La Agencia ayudará al desarrollo efectivo de la Ley General de Salud Pública, aplicando sus principios de equidad y de salud en todas las políticas, que deben contribuir a la reducción de las desigualdades sociales en salud y a promover la sostenibilidad", remachan.

Un día después de cerrarse la consulta pública sobre la creación de este nuevo organismo, el pasado 14 de octubre, la Secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón Fernández, y la Directora General de Salud Pública, Pilar Aparicio Azcárraga, se reunieron con representantes de SESPAS para profundizar en las aportaciones y recomendaciones que se recogen en el informe.

SESPAS ha manifestado su "satisfacción" por el desarrollo de la reunión y las palabras del Ministerio de Sanidad, que consideró el informe "de gran utilidad y facilitador del proceso de definición del futuro Centro". Del mismo modo, se solicitó a SESPAS su participación en el trabajo todavía pendiente para terminar de definir la complejidad de una institución de estas características.

Asimismo, SESPAS ha hecho llegar el informe a las Cortes Generales, dado el papel que el debate parlamentario ha de jugar en la redacción final de la norma. La sociedad científica ha remitido una copia del informe tanto a la Comisión de Sanidad del Congreso como a la del Senado, y se ha puesto a disposición de diputados y senadores para presentar y discutir el informe.