Los servicios de neonatología deben formarse mejor para diagnosticar a tiempo los casos de albinismo, según experto

Actualizado 26/05/2007 16:09:47 CET
-

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

El albinismo es un efecto congénito que necesita diagnosticarse a tiempo para paliar los déficits visuales que provoca, de ahí que los servicios de neonatología deban recibir una información adecuada para diagnosticar a tiempo estos casos, según destacó el investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Lluis Montoliú, con motivo de la II Jornada Interdisciplinar sobre Albinismo que se celebró hoy en Madrid.

Según explicó este experto, en declaraciones a Europa Press, esto es lo que demanda la Asociación de ayuda a personas con albinismo (ALBA) --organizadora de estas jornadas-- para evitar que haya padres que "vaguen entre diferentes médicos" hasta detectar la falta de pigmentación y la existencia de genes afectados como las causas de esta carencia.

Considerada como una enfermedad rara, Montoliú destacó que en España es probable que haya en torno a 2.600 personas con albinismo, uno por cada 15.000 habitantes. No obstante, el hecho de que no sea degenerativa no implica que no deba ser "tratada a tiempo", explicó Montoliú, ya que las deficiencias visuales que origina hace que los afectados se conviertan en discapacitados si no disponen de las lentes adecuadas.

Su agudeza visual se sitúa por debajo de entre el 5 y 10 por ciento desde el desarrollo embrionario, distinguiendo obstáculos sin definir las formas con precisión y necesitando más luz para ver los objetos con nitidez. "Ven a 60 metros lo que deberían ver a 6 metros", señaló.

Aunque no existe en la actualidad ninguna terapia que cure esta situación, Montoliú explicó que se pueden paliar los efectos mediante lentes de aumento que "aproximan el mundo que ven hacia ellos mismos".

En cuanto al estado de las investigaciones actuales, señaló que se han realizado diversos ensayos clínicos en ratones en los que se ha podido identificar y eliminar el gen asociado a la falta de pigmentación.

Del mismo modo, las personas con albinismo presentan otras alteraciones visuales como el nistagmo --movimiento horizontal de los ojos que continuamente se agitan de forma involuntaria--, para el que existe una intervención quirúrgica que puede corregirlo a pesar de ser peligroso al tener que intervenir el músculo ocular.