El servicio educativo a niños hospitalizados en Valladolid atendió en el curso 2012-2013 a 367 pacientes

Actualizado 07/10/2014 0:06:56 CET
EUROPA PRESS

Trillo ha visitado hoy el Aula Hospitalaria del Hospital Universitario Río Hortega

VALLADOLID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las aulas hospitalarias habilitadas en los hospitales Río Hortega y Clínico Universitario de Valladolid atendieron en el curso 2012-2013 a un total de 367 niños, de ellos 278 de la capital y 89 de la zona rural, según informaron fuentes de la Delegación Territorial de la Junta.

En su mayoría, 356 casos, las estancias en el hospital fueron inferiores a 15 días, 8 entre 15 y 30 días, y sólo 3 de larga duración. En el caso de que los alumnos sean mayores de 14 años, los menores permanecen ingresados en las plantas correspondientes a su especialidad y acuden al aula siempre que el equipo médico lo considere oportuno.

Precisamente, el delegado territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo, ha visitado hoy el Aula Hospitalaria del Río Hortega que da apoyo a los niños hospitalizados en el área de Pediatría con el fin de proporcionar atención educativa estimulando su desarrollo físico, afectivo, intelectual y social.

En Valladolid, la aparición de las aulas hospitalarias fue en el curso 85/86 en el Hospital Clínico Universitario y un año más tarde en el Hospital Río Hortega. Con este aula hospitalaria se consigue que los alumnos mantengan su escolarización, a efectos de evaluación y promoción, en sus respectivos centros, por lo que se mantiene una coordinación con los centros educativos.

La hospitalización de un niño puede alterar su estado emocional, gestando en él, ansiedad, miedo e incluso depresiones cuando las estancias son largas o frecuentes. Por este motivo, este aula consigue humanizar el hospital al tiempo que se trabaja con la familia, colaborando en determinadas tareas y facilitándoles todo la información que proceda sobre el proceso educativo del menor y de la relación con su centro.

PROGRAMACIÓN DEL AULA

Dada la gran cantidad de variables con las que cuenta el aula, con alumnos de diferentes edades, sexo, enfermedades o duraciones de la estancia, la programación de las actividades es totalmente flexible. Los talleres que se realizan son: lenguaje (se cuenta con una biblioteca escolar como herramienta de animación a la lectura), Matemáticas, Salud, Plástica, Juegos y Nuevas Tecnologías.

Estas actividades se escalonan por nivel de dificultad y teniendo en cuenta el trabajo que se está realizando en el centro de procedencia, así como el propio nivel cognitivo del niño.