SEPAR pide incluir en el Plan Antitabaco el acceso a tratamientos farmacológicos para dejar de fumar

Archivo - Día Mundial Sin Tabaco
Archivo - Día Mundial Sin Tabaco - ICAPEM - Archivo
Publicado: viernes, 22 marzo 2024 14:12

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) ha mostrado su "preocupación" tras conocerse la prórroga de la aprobación del nuevo Plan Antitabaco elaborado por el Ministerio de Sanidad debido a la falta de consenso entre las distintas regiones sobre esta materia, y ha pedido al Ministerio incluir en el Plan el acceso a tratamientos farmacológicos para dejar de fumar, al tiempo que ha trasladado su apuesta por proteger a los no fumadores.

Tras reunirse con la ministra de Sanidad, Mónica García, SEPAR ha destacado que la subida de los precios del tabaco, la ampliación de los espacios libres sin humo o el empaquetado genérico son medidas que buscan "desnormalizar el consumo de tabaco en la población española" y que, con ello, "se alcanzará el primer objetivo que debe tener una legislación que busque reducir la prevalencia del tabaquismo que es evitar la incorporación de nuevos fumadores".

"Creemos que el segundo objetivo que debe ser incluido en este plan es la protección de los no fumadores, puesto que la población sigue desprotegida, con más de 450 muertes durante el 2020 en España en no fumadores atribuibles al tabaquismo pasivo. SEPAR insta a las autoridades a dar prioridad al alcance de un acuerdo para la aprobación el Plan antitabaco prorrogado el pasado 14 de marzo en la Comisión de Salud Pública", han declarado en un comunicado.

Además, desde la Sociedad han incidido en la importancia de incluir en este plan el acceso a tratamientos farmacológicos para dejar de fumar. "Se debe entender el tabaquismo como una enfermedad adictiva y crónica. Se debe garantizar la asistencia cualificada al alcance de todos los fumadores por igual en dos niveles asistenciales (básico y especializado)", han señalado.

Asimismo, han incidido en que es importante la equiparación de los cigarrillos electrónicos y los productos del vapeo al tabaco convencional. Ambos son una puerta de entrada en el consumo de tabaco. Además, su consumo se asocia a patologías respiratorias y cardiovasculares y "no son un método eficaz para dejar de fumar".

"Constituyen la principal amenaza para el control del tabaquismo en el mundo y son de fácil acceso en la población española. Deben tener la misma regulación que el tabaco convencional", han concluido refiriéndose al uso de los vapeadores.

Contador