Sendín lamenta la falta de "garantías" paliativas en el caso del "suicidio asistido" de una mujer en fase terminal

Publicado 04/04/2019 12:27:00CET

MADRID, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Comisión Deontológica de la Organización Médica Colegial, el doctor Juan José Rodríguez Sendín, considera que el fallecimiento en Madrid este miércoles de una mujer en fase terminal tras suministrarle su marido una sustancia, supuestamente para ayudarle a morir, no puede ser calificado como un caso de eutanasia, sino que entraría dentro de la consideración de "suicidio asistido", y ha lamentado que en el desarrollo de estos casos pueda ser determinante la falta de garantías y acceso a los cuidados paliativos.

"A esta mujer no se le han otorgado las posibilidades de haber sido cuidada mejor. Probablemente debería de haber sido cuidada mucho mejor, con más facilidades y ayudas, y más posibilidades durante los años que ha tenido el problema", ha señalado a título personal en una entrevista a Europa Press, donde ha manifestado su "profundo respeto" por la decisión tomada supuestamente "por amor" y "en pareja".

"La única posición puede ser respecto y compasión, no creo que nadie sea partidario de que a alguien se le castigue por esto", ha añadido, señalando que sería "absurdo y ridículo" criticar lo ocurrido porque, ante esta "lamentable" situación, solo puede tener "profundo respeto"

Respecto a la posición de la OMC, tras recordar que antes de emitir una opinión este tema deben pasar por al Asamblea General, ha señalado que desde la institución de la que es expresidente existe una posición clara respecto a la eutanasia, "que tiene otras connotaciones" diferentes a lo ocurrido.

Rodríguez Sendín ha lamentado la situación de sufrimiento de está pareja que "ni es única, ni ocurre por primera vez". Lo ocurrido, ha reiterado, "provoca profundo respeto, ante el sufrimiento que ha tenido esta mujer durante tantos años y la sensación de la desesperación, porque no se les ha otorgado las posibilidades de ser cuidada adecuadamente".

"Lamentablemente los paliativos en España no están en su mejor momento, deberían tener unas garantías mayores en casos como estos para no añadir al sufrimiento que conlleva la enfermedad, la desesperación por no tener medios adecuados, y la soledad. Nuestra pregunta es si todo el mundo que tiene derecho a recibir ayuda la recibe y si se recibe en toda España con la misma celeridad", ha continuado.

"Suicidio asistido no es eutanasia", ha advertido, al tiempo que, ha señalado que, antes de abrir cualquier debate, es necesario que los españoles reciban una atención paliativa "con mayor garantias". "Las ayudas deben de llegar antes de lo que llegan y con caractewr más generalizado, no solo a los afortunados.

Respecto a la eutanasia, ha señalado que "lo que da reparo no es intentar evitar la autonomía del paciente, si no que se regule algo que de una puerta abierta aquellos que son más débiles y se les provea de la muerte cuando pudiera ser evitable",