Semicyuc lamenta que "muy pocas universidades" tengan la asignatura de Medicina Intensiva

Doctor Ignacio Pellín
SEMICYUC
Publicado 01/02/2019 11:24:10CET

MADRID, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) ha lamentado que en la actualidad, y pese a estar reconocido como especialidad desde el año 1978, "muy pocas universidades" tengan la asignatura de Medicina Intensiva.

"Desafortunadamente, son todavía muy pocas las universidades en las que existe la asignatura de Medicina Intensiva, y son muy pocos los alumnos que rotan como estudiantes por una unidad de medicina intensiva, lo que hace que la mayoría de estudiantes de medicina se gradúen sin tener una idea clara de lo que hace un médico intensivista o lo que ocurre dentro de una UCI", ha dicho el vocal de los MIR de la Semicyuc, Ignacio Pellín.

Por ello, la visibilidad y proyección social de la Medicina Intensiva es una de las líneas a desarrollar dentro del nuevo Plan Estratégico 2018-2022 de la organización. El objetivo es acercar la Medicina Intensiva a la población, destacando el papel de los profesionales de intensivos a través de temas de interés, y lograr tener más presencia en la universidad.

"En estos momentos lo más importante es que el nuevo programa actualizado, presentado ya en diferentes ocasiones, con competencias adaptadas a las nuevas realidades y necesidades formativas entre en vigor. Por otro lado, es importante conocer con datos reales las necesidades actuales y futuras de profesionales de esta especialidad que permitan adecuar la oferta formativa a las mismas", ha aseverado la presidenta de Semicyuc, María Cruz Martín Delgado.

Por ello la Semicyuc tiene previsto llevar a cabo un estudio que permita actualizar la información de la situación actual y las previsiones en los próximos años, y que ayude a planificar los recursos futuros. En este punto, los expertos han comentado que la tendencia actual muestra una mayor necesidad de la Medicina Intensiva, por lo que han destacado la necesidad de trabajar para asegurar que el número de profesionales de la especialidad sea el "adecuado" para atender una demanda creciente.

Ahora bien, a pesar de "lo que queda por hacer", el camino hecho tiene ya un "largo recorrido trazado" como, por ejemplo, el reconocimiento al papel de la Medicina Intensiva dentro del modelo español de donación y trasplante, labor realizada en colaboración con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) desde hace mas de 20 años, ya que en la mayoría de los hospitales el coordinador de trasplantes es un médico intensivista.

"Gracias a la estrecha colaboración con la ONT, los residentes de medicina intensiva recibimos formación específica sobre diferentes temas relacionados con el trasplante de órganos a lo largo de nuestra residencia; en los programas conjuntos, se tratan temas como la comunicación de malas noticias, cuidados intensivos orientados a la donación o mantenimiento del donante en muerte encefálica", ha dicho el doctor Pellín.

Competencias imprescindibles para que los futuros especialistas nos integremos en el exitoso programa nacional de trasplantes, poniéndonos en contacto desde un principio con una realidad cada vez más presente en las UCI, capacitándonos tanto para la detección y mantenimiento del donante potencial, como para la posible coordinación de trasplantes" reconoce el Dr. Pellín.