Publicado 06/04/2021 13:59CET

La Semfyc impulsa una guía 'No Hacer' en la vacunación COVID-19

Archivo - Una enfermera administrando una vacuna
Archivo - Una enfermera administrando una vacuna - JORGE PETEIRO - Archivo

MADRID, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de Prevención de Enfermedades Infecciosas del PAPPS-SEMFYC ha emitido un nuevo documento que recoge 13 recomendaciones de las llamadas 'No Hacer' vinculadas al protocolo de vacunación contra el SARS-CoV2, causante de la COVID-19.

Esta guía resuelve dudas habituales que los profesionales sanitarios implicados en el proceso de vacunación pueden manifestar ante casos particulares que se suelen dar entre las personas que tienen que ser vacunadas.

Algunas de esas cuestiones son, por ejemplo, cómo proceder con personas en cuarentena por ser contacto estrecho de un enfermo; qué sucede cuando se han alargado los intervalos entre dosis más de lo recomendado; o cuál es la indicación frente a la posibilidad de intercambiar varias vacunas para completar la pauta de vacunación.

En el actual periodo de vacunación en el que se espera que sean aprobadas más vacunas y que lleguen las dosis en mayor cuantía, la Semfyc ha asumido que existe una cantidad significativa de dudas alrededor de los procedimientos médicos vinculados a este proceso.

Entre las cuestiones que más incertidumbres generan, están las vinculadas a los efectos adversos que puede presentar la vacuna en personas que en anteriores ocasiones han presentado algún tipo de reacción no deseada; o la dispensación de paracetamol de forma sistemática cuando se administra cualquiera de las vacunas autorizadas.

El listado de cuestiones que analiza el grupo de prevención de enfermedades infecciosas del PAPPS-semFYC abordan dudas que son resueltas a través del análisis de la evidencia más actual como, por ejemplo, no intercambiar las diferentes vacunas contra la COVID-19 para completar la pauta de vacunación; no dejar de vacunar porque haya habido reacciones postvacunales leves en anteriores ocasiones; o no dejar de vacunar porque se presenten enfermedades agudas leves con o sin fiebre o porque estén tomando antibióticos.

Además, subraya la importancia de no reiniciar la pauta de vacunación una vez haya comenzado aunque se hayan alargado los intervalos entre dosis más de lo recomendado; no administrar la vacuna contra la COVID-19 a las personas en cuarentena por contacto estrecho, con síntomas sospechosos de COVID-19 o con COVID-19 confirmada hasta que hayan finalizado el aislamiento; no desaconsejar sistemáticamente la vacunación por presentar previamente alergias a alimentos o medicamentos; y no solicitar serología ni antes ni después de la vacunación de forma sistemática.

Otras cuestiones planteadas pasan por no administrar sistemáticamente paracetamol para prevenir los posibles efectos secundarios de las vacunas contra la Covid-19; no rechazar un tipo u otro de vacuna, no se puede elegir qué vacuna administrar; no dejar de cumplimentar las medidas de protección general aconsejadas pese a estar vacunado; no administrar vacuna frente a SARS-CoV-2 antes de 7 días de haber administrado cualquier otra vacuna; no dejar de vacunarse por el hecho de haber pasado la infección; y no dejar de vacunar a un paciente con cáncer o inmunosupresión por la falta de información específica.

Contador