Publicado 27/04/2020 10:16:04 +02:00CET

SemFYC determina las pautas asistenciales para el seguimiento en Atención Primaria de altas y nuevos casos

Segundo paciente que sale de la UCI en Menorca y recibe el alta en el traslado a su domicilio
Segundo paciente que sale de la UCI en Menorca y recibe el alta en el traslado a su domicilio - ÁREA DE SALUD DE MENORCA

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha presentado un documento en el que se determinan desde Atención Primaria las pautas para el seguimiento de los enfermos que regresan a su domicilio después del alta hospitalaria.

A través de un comunicado, defienden la Atención Primaria como "dispositivo de salud que ha contenido la mayor parte de cuadros clínicos de Covid-19 que se estaban registrando, llegando a representar un volumen de personas afectadas de hasta el 3 por ciento de la población total, y aportando un mecanismo de gestión estructural que ha permitido al ámbito hospitalario cubrir satisfactoriamente la punta de casos críticos".

El comunicado de la semFYC defiende la profesionalidad de este nivel asistencial a pesar de la denunciada precarización del mismo: "A pesar del estado de precariedad y tensión asistencial que ha vivido y vive la Atención Primaria y sus profesionales desde hace años, no solo a raíz de esta terrible crisis sanitaria, este nivel asistencial y los profesionales sanitarios y de gestión están capacitados para actuar como dispositivo de vigilancia epidemiológico aislando los casos y testando todos los contactos".

Sin embargo, el comunicado también demanda el acceso de los sanitarios a recursos que permitan resolver más y mejor las casuísticas a las que hacen frente para, de este modo, "alcanzar el techo de competencias", dado que la Atención Primaria tiene "capacidad y potencialidad para desarrollarse si dispone de los recursos humanos y materiales suficientes para ello".

La semFYC también ha impulsado un documento que tiene, entre otros objetivos, aportar pautas de conciliación de la medicación, que permitan la adecuación del tratamiento del paciente, evitando errores en la medicación; es decir, poner en común el informe de alta, la medicación habitual del paciente antes del ingreso, actualizar el plan terapéutico e incluso detectar posibles fármacos omitidos, duplicidades, interacciones relevantes, contraindicaciones, fármacos innecesarios y posibles reacciones adversas.