Publicado 05/06/2020 16:17CET

Semfyc asegura en el Congreso que por cada euro invertido en AP el SNS se ahorra 10 euros en Atención Hospitalaria

Hemiciclo del Congreso en el debate de la quinta prórroga del estado de alarma
Hemiciclo del Congreso en el debate de la quinta prórroga del estado de alarma - Pool

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

La especialista en Medicina Familiar y Comunitaria, Vicepresidenta de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (Semfyc), María Fernández García, ha asegurado, durante su comparecencia en la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del Congreso de los Diputados, que por cada euro invertido en Atención Primaria, el Sistema Nacional de Salud se ahorra 10 euros en Atención Hospitalaria y nueve euros a nivel general.

En este sentido, la experta ha avisado de que la Atención Primaria ha sido "invisible" durante la pandemia por el Covid-19 y ha estado "ausente" tanto en el foco de interés mediático, como en las estadísticas, estando "prácticamente apartada" por los gestores y la administración sanitaria.

"Incluso en el momento actual de la pandemia, donde el papel de la Atención Primaria es reconocida como esencial por los expertos, gestores y políticos, he de decirles que prácticamente no se ha incorporado ningún recurso a éste ámbito asistencial", ha señalado la experta, para comentar que durante las primeras semanas de la pandemia la Atención Primaria "demostró una vez más su competencia y su compromiso con los pacientes", puesto que "los equipos directivos de los centros de salud tomaron decisiones y se organizaron sin esperar instrucciones ni recursos que tardaron semanas en llegar".

En este sentido, Fernández García ha recordado a los grupos parlamentarios que la Atención Primaria es un nivel asistencial y un "buen social", señalando que si es universal y está "fuerte" ayuda a reducir las diferencias de salud debidas al nivel de renta, como así lo demostró durante la crisis económica del año 2009.

"Necesitamos una Atención Primaria orientada no solo hacia lo asistencial sino también hacia los determinantes sociales de la salud. Es preciso apostar por un modelo que incluya realmente la atención comunitaria y los aspectos sociales. Es necesario poner el valor la gestión de la cronicidad y no renunciar a la atención domiciliaria, por lo que debemos fomentar un modelo formado por equipos multiprofesionales con integración real y orientación comunitaria", ha enfatizado.

Asimismo, ha destacado la importancia de que los profesionales tengan autonomía para gestionar sus propias agendas y poder acceder a la información que facilite la toma de decisiones clínicas, y de que se desarrolle un modelo organizativo multidisciplinario "real" en Atención Primaria y se lleve al "máximo nivel de competencia" cada perfil profesional para modificar la legislación actual y así reorganizar las competencias de cada uno de los actores (medicina, enfermería, personal de admisión) para que resulte "más coste- efectivo".

REDUCIR LAS "BUROCRÁTICAS RECETAS"

Dicho esto, ha abogado por promover la innovación y el uso de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para facilitar la intercomunicación con otros ámbitos asistenciales, la población y el desarrollo de la 'mHealth', así como para reducir o eliminar las actividades que no aporten valor en la atención sanitaria como las "burocráticas recetas".

Otras propuestas vertidas por la representante de Semfyc pasan por fomentar el mantenimiento de los mayores en su entorno y en estructuras "mucho más pequeñas y amigables" con el fin de incrementar la demanda de atención domiciliaria; hacer que el modelo organizativo sea "flexible" y las diferentes fórmulas se adapten a las características sociodemográficas de la población; y dimensionar adecuadamente las plantillas.

Además, ha abogado por propiciar la integración de las mutualidades públicas en el sistema público con su dotación presupuestaria, respetado los derechos de los que ya están e incorporando las nuevas altas al sistema sanitario público; crear una cartera de servicios "óptima", que "no básica", para toda España; gerencias únicas; y dotar a la Atención Primaria y Comunitaria de estructuras y presupuesto propio.

En cuanto a financiación, ha solicitado presupuestos finalistas y blindados, estimando que se necesita invertir 2.500 millones de euros para el personal, 1.250 millones para infraestructuras y 50 millones para adquisición de equipamiento e infraestructuras.

"No se deben contratar médicos sin especialidad para trabajar en Atención Primaria o servicios de Urgencias", ha señalado, para reclamar que los aspirantes que en breve deberán elegir su plaza puedan realizarlo "sin inferioridad de condiciones" ante el nuevo modelo planteado por la Covid-19.

Asimismo, ha pedido que las facultades de Medicina ofrezcan la asignatura de Medicina Familiar y sea impartida por especialistas en la materia, y que se promueva una cultura de evaluación. "La Atención Primaria es hoy más necesaria que nunca. Ustedes, como políticos, deben decidir dónde, cómo y a qué destinar los presupuestos. Una Atención Primaria adecuadamente financiada, con autonomía de gestión, con una cartera de servicios óptima y que cuente con la confianza de gestores y políticos, sin duda alguna, evitará el colapso sanitario, disminuirá la mortalidad y reducirá las desigualdades sociales", ha zanjado.