Publicado 19/05/2021 14:00CET

SEMERGEN renueva el convenio de colaboración con la Fundación Freno al Ictus

SEMERGEN renueva su compromiso de sensibilización contra el ictus.
SEMERGEN renueva su compromiso de sensibilización contra el ictus. - SEMERGEN

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) se suma una año más a la campaña de sensibilización contra el ictus, tras haber renovado el convenio de colaboración con la Fundación Freno al Ictus. El acuerdo fue suscrito en la sede de SEMERGEN en Madrid por el doctor José Polo García, presidente de la Sociedad, y Julio Agredano, presidente de la Fundación Freno al Ictus.

El objetivo de este convenio de colaboración es promover actividades de concienciación sobre esta enfermedad, informar sobre su prevención, detección, abordaje y manejo entre los médicos de Atención Primaria, así como proporcionar ayuda a la mejora en la calidad de vida de los afectados y sus familiares.

Para el doctor José Polo García, presidente de SEMERGEN, "es fundamental seguir renovando nuestro compromiso con la Fundación Freno al Ictus para sensibilizar a la población del peligro que supone un ictus. Los médicos de familia conocemos cuales son los factores de riesgo y tenemos el deber prevenir a nuestros pacientes para reducir los riesgos al mínimo. Este convenio de colaboración nos permite trabajar en la creación de material formativo tanto para la población general como para los profesionales de Atención Primaria".

"Los médicos de familia son un pilar básico en la lucha contra el ictus, son los que pueden controlar los factores de riesgo en la población, hacer seguimiento y control de los tratamientos de los pacientes y son además los que tienen la capacidad enorme en influir para cambiar y mejorar los hábitos de salud de las personas", ha añadido Julio Agredano, presidente de la Fundación Freno al Ictus.

Según cifras de la Sociedad Española de Neurología (SEN) en España, unas 120.000 personas sufren un ictus cada año, de los cuales al menos un 15% fallece y entre los supervivientes, en torno a un 30% queda en situación de dependencia funcional. Uno de cada 4 adultos mayores de 25 años sufrirá un ictus a lo largo de su vida y el 35% se producen en edad laboral. En todo el mundo, cerca de 14 millones de personas sufrirán un ictus este año y, como resultado, 5,5 millones morirán.

La buena noticia es que el 90% de los ictus se pueden prevenir con un adecuado control de los factores de riesgo. Además, en el caso del ictus, cada minuto, cuenta. Por eso es tan importante llamar al 112 ante la presencia de algún síntoma de esta enfermedad neurológica como pueden ser: debilidad o parálisis facial en un lado de la cara, pérdida de fuerza en brazo y/o pierna de un lado del cuerpo; la alteración repentina del habla con dificultad para expresarse o para entender lo que se nos dice.

Contador