La SEMEG avisa a los ancianos de que no cumplir la prescripción médica puede reducir la eficacia y aumentar la toxicidad

Actualizado 24/07/2012 14:45:35 CET
EUROPA PRESS

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Estatal de Medicina Geriátrica (SEMEG) ha avisado a las personas mayores de 65 años de que no cumplir las dosis de medicamentos prescritas por el médico puede provocar una pérdida de eficacia y, al mismo tiempo, aumentar la toxicidad.

Y es que, es habitual el incumplimiento de la prescripción entre los pacientes con enfermedades crónicas como consecuencia de olvidos y confusiones en los regímenes de dosificación o, también, por experimentar una mayor frecuencia de efectos adversos que hace que estos enfermos dejen de tomarse algún medicamento.

Asimismo, según ha comentado el presidente de SEMEG, Juan Macías, las dificultades económicas por las que atraviesan los enfermos crónicos, agravadas actualmente con la entrada en vigor del copago sanitario, son también una de las principales causas de no seguir las pautas marcadas por el profesional sanitario.

Ahora bien, estos descuidos pueden producir graves consecuencias para la salud de los pacientes ya que, por ejemplo, aquellos con patología coronaria que interrumpen bruscamente el tratamiento con betabloqueantes pueden sufrir un fenómeno de rebote con aparición de arritmias cardiacas.

Además, el incumplimiento de los tratamientos antihipertensivos incrementa el riesgo de morbimortalidad cardiovascular y el de los inhibidores de la proteasa se asocia a un incremento de la resistencia y de los fracasos terapéuticos.

"El enfermo geriátrico puede padecer diversas enfermedades agudas y crónicas a la vez, y a menudo un mismo enfermo toma más de un medicamento. Cuando esto pasa, el riesgo de que se produzcan interacciones o reacciones adversas a los medicamentos aumenta. Por lo tanto, se debe ser cuidadoso en el seguimiento de estos pacientes para prevenir situaciones indeseables y establecer una serie de normas que faciliten la administración, seguimiento y cumplimiento de los tratamientos de manera que se consigan los objetivos de forma segura y eficaz", ha comentado Macías.

RECOMENDACIONES

Por ello, los expertos advierten de la importancia de evitar los acontecimientos adversos producidos a consecuencia de las interacciones y aconsejan tomar una serie de precauciones y optar por recurrir a otras alternativas terapéuticas con la misma indicación.

En concreto, los especialistas recomiendan evitar tener medicamentos que no se vayan a tomar; pedir consejo al médico o al farmacéutico en el caso en el que el paciente se automedique, explicando todos los tratamientos que forman parte de su pauta terapéutica; informar a los profesionales sanitarios si se están siguiendo tratamientos con productos naturales; y disponer de un lista de todos los fármacos que se toman, indicando el nombre, el motivo por el cual se administra, la dosis utilizada, la frecuencia y el comienzo y el final del tratamiento.

Asimismo, es importante que los pacientes conozcan exactamente la técnica de administración de los medicamentos; pregunten en qué momento del día hay que ingerir el fármaco y si éste puede afectar el estado de alerta o habilidad manual; y estar especialmente alerta una vez se finalice el tratamiento para observar si aparecen posibles efectos adversos o interacciones entre medicamentos.