Seis vecinos de Miguel Esteban (Toledo) ingresan en el Mancha Centro contagiados por un br

Actualizado 29/09/2008 17:19:51 CET

TOLEDO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Seis vecinos de Miguel Esteban (Toledo) han tenido que ser ingresados en los últimos días en el Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) como consecuencia de presentar síntomas de infección por bacterias de legionela. Los pacientes tienen edades comprendidas entre los 38 y 60 años de edad.

En declaraciones a Europa Press, el delegado provincial de Salud y Bienestar Social en Toledo, Hugo Muñoz, explicó que cuatro de ellos se encuentran estables (dos hombres de 60 y 56 años y dos mujeres de 38 y 58 años), un quinto será dado de alta hoy (un hombre de 45), y un varón de 39 está estable dentro de la gravedad y se encuentra en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El pasado 24 de septiembre cuatro personas ingresaron en el servicio de urgencias del Hospital Mancha Centro afectadas de neumonía y legionela, a los que se sumaron dos casos más sospechosos. Tras descartar que en Miguel Esteban hubiera torres de refrigeración y condensadores evaporativos, Sanidad tomó muestras de todas las fuentes ornamentales de la localidad.

Este sábado, día 27, los resultados dieron positivo y se llegó a la conclusión de que una de esas fuentes tenía cantidades importantes de legionela. Tras los resultados, se decidió apagar las fuentes de Miguel Esteban.

La legionelosis se transmite por vía respiratoria, generalmente al inhalar agua aerosolizada (pequeñas gotas) contaminada, que pasa directamente a los pulmones.

El delegado provincial de Salud y Bienestar Social hizo un llamamiento a la tranquilidad y explicó que existen diez días de incubación, por lo que no descarta que puedan aparecer más casos. Asimismo, afirmó que la Consejería se ha puesto en contacto con el alcalde, el médico del municipio, y con los profesionales sanitarios del Mancha Centro.

Esta misma tarde, Hugo Muñoz se desplazará a Miguel Esteban junto con técnicos de la Consejería con el objetivo de explicar la situación en el pueblo. De esta misma manera, recordó que el único factor de riesgo localizado --la fuente ornamental-- está apagado por lo que ya no constituye ningún riesgo para la salud pública.