Actualizado 16/08/2007 22:00:02 +00:00 CET

Unos seis millones de niños mueren cada año de hambre en el mundo, también en países ricos, según un estudio

WASHINGTON (ESTADOS UNIDOS), 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

Cerca de seis millones de niños mueren al año de hambre en el mundo, sobre todo en países de rentas medias y bajas, pero también en países ricos y a pesar de que existen soluciones relativamente baratas para mejorar esta situación, según constata un informe elaborado por el Population Reference Bureau (PRB), una organización sin ánimo de lucro que tiene su sede en Washington y que desde 1929 se dedica a investigar asuntos relacionados con población, salud y medio ambiente, tanto en Estados Unidos como en el resto del mundo.

Según el informe 'Datos Generales de la Población Mundial 2007', la malnutrición que sufren muchas mujeres durante el embarazo y el niño durante sus primeros años de vida causan en el menor "severos e irreversibles" daños físicos y psíquicos.

Según el presidente del PRB, Bill Butz, la gente a menudo no tiene en cuenta la mortalidad por malnutrición entre niños "porque no es un problema que mate directamente a los menores, como pueden hacerlo enfermedades como la neumonía o la diarrea" a pesar de que muchos de estos fallecimientos "podrían evitarse con medidas sobre los planes contra el hambre que se saben efectivas, incluso baratas".

"La malnutrición a menudo incrementa las posibilidades que estos niños tienen de contraer una enfermedad y agrava la situación de quienes ya contrajeron algún mal. Para los países que están siendo duramente castigados por una epidemia de sida, el hambre parece incrementar la vulnerabilidad de su población ante las infecciones y hace que los tratamientos antirretroviales sean menos efectivos".

Al margen de algunos importantes progresos logrados en esta materia de los que el informe del PRB se hace eco, cerca de un 30% de niños que viven en países de renta baja y media están por debajo de su peso. Este es el problema más importante que enfrenta Sudáfrica y el África Subsahariana y también algunos estado de India, donde casi la mitad de los menores pesan demasiado poco para su edad.

AUMENTARÁ LA NATALIDAD EN ESPAÑA

Para mejorar la situación nutricional de esta población a corto plazo, los países afectados deberían realizar un importante control cada vez mayor sobre este asunto, que conlleve medidas que cambien los hábitos alimenticios de la población de estos países y mejoren la comunicación con las personas que viven con riesgo de malnutrición, sostiene el informe, que añade que después, estos países deberían programas nutricionales comunitarios a nivel nacional destinados a los menores, niñas adolescentes y mujeres embarazadas.

Otras de las ideas destacables que reseña el informe señalan que la población mundial seguirá creciendo en los próximos años, siendo esperable que de los 6.600 millones de personas que conforman la población mundial este año se logren alcanzar los 9.300 en 2050. Asimismo, el PRB prevé que la tasa de natalidad vuelva a crecer en países europeos en los que había caído, entre los que se cuentan España, Italia y Suecia, entre otros.

Por otra parte, el informe resalta que la prevalencia del sida en el mundo, que probablemente acabe siendo menor en el futuro de los que se estimo en un principio, seguirá siendo un problema serio a nivel internacional teniendo en cuenta datos como el que señala que en 2006, más de 4 millones de personas se infectaron con el virus.

Además, el grupo de investigadores denuncia que durante el año 2006 aumento considerablemente la población de refugiados en el mundo, pasando de los 8,7 millones de 2005 hasta los 9,9 millones de 2006, una situación generada en gran parte, según el informe, al éxodo a otros países que está protagonizando la población iraquí, sobre todo a países vecinos al conflicto como Siria y Jordania.